Investigan a varias firmas por usar información privilegiada para operar en bolsa

Wall Street

Las firmas de corretaje de alta velocidad estarían obteniendo ventajas que no están disponibles para los inversionistas comunes y corrientes.

- Getty Images


El FBI tiene en marcha una amplia investigación sobre las operaciones de alta frecuencia en bolsa al considerar que algunas firmas pueden estar aprovechándose de información de la que no disponen otros inversores, según informó The Wall Street Journal.

La investigación, lanzada hace casi un año, involucra una gama de actividades de corretaje y aún está en sus primeras etapas, según un alto funcionario del FBI y un portavoz de la agencia.

Los investigadores tratan de establecer si las firmas de corretaje de alta velocidad llevan a cabo sus transacciones antes que otros inversionistas basándose en información que otros participantes del mercado no pueden ver.

Entre los tipos de transacciones que están siendo analizadas se encuentra la práctica de colocar un grupo de operaciones y luego cancelarlas para crear la falsa apariencia de actividad del mercado. Tal actividad podría ser considerada como una posible manipulación de mercado al alentar a otros a llevar a cabo transacciones en base a órdenes falsas.

Otra forma bajo investigación involucra el uso de corretaje de alta velocidad para realizar órdenes que escondan que las transacciones están basadas en información ilegal.

Finalmente, los investigadores federales tendrán que decidir si los hechos de un caso específico son suficientes como para presentar cargos, dijo el funcionario del FBI.

Transacciones computarizadas en la mira

La investigación, que ha ganado fuerza en los últimos meses, se presenta en momentos en que se miran más de cerca las transacciones computarizadas.

El fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, busca determinar si las firmas de corretaje de alta velocidad obtienen ventajas que no están disponibles para los inversionistas comunes y corrientes, como acceso a flujos de datos súper rápidos.

Desde el inicio de la investigación, el FBI, que trabaja en conjunto con la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU, ha desarrollado patrones de hechos potencialmente ilegales y los ha consultado con los fiscales para determinar si pueden ser usados en un caso criminal.

Para el FBI, la investigación marca una nueva e inusual fase de su concentración en el uso indebido de información privilegiada. Debido a que el corretaje de alta velocidad se hace con programas de computadora a menudo es más difícil detectar actividad sospechosa y probar que fue ejecutada intencionalmente.