Una propina se convirtió en una conmovedora historia

Propinas

Las propinas representan más de la mitad de todo el ingreso de muchas personas.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

'Una nota de agradecimiento'


Lo que en un principio parecía en un día de trabajo común y corriente, se convirtió más tarde en una historia de esas que son dignas de contar.

The Huffington Post recoge este relato. En Oregon, Andrew Schaffer se dedica a repartir pizzas para poder pagar sus estudios. Le tocó entregar un pedido con un valor de 22.67 dólares a Tom y Jenn, una pareja que le dio al joven 23 dólares.

Lejos de enojarse, Schaffer tomó el dinero, su propina de 33 centavos y siguió su camino.

Sin embargo, más tarde la pareja se dio cuenta de que algo les había fallado con las matemáticas, por lo que decidieron asegurarse que el repartidor que entregó su pedido una noche antes fuera recompensado de manera adecuada.

Tom y Jenn se trasladaron a la sucursal donde trabaja Schaffer y le entregaron al gerente del establecimiento un sobre que decía: “Para el conductor que entregó nuestra pizza alrededor de las 21:00 – Una nota de agradecimiento”.

De acuerdo al diario, lo que había en el interior sorprendió al joven. Se trataba de 20 dólares, la verdadera propina.

Schaffer escribió un email a The Huffington Post contando su historia, donde asegura que la gratificación económica es importante pues las propinas representan dos terceras partes de su ingreso, pero lo que le “hizo el día” fue “el tiempo y el esfuerzo puestos en la elaboración de la tarjeta, así como el hecho de que los clientes se tomaran la molestia de entregarla en la sucursal”.