Publicidad | Vea su anuncio aquí

Consejos para arrendar

Alquilar

Antes de arrendar informate bien. - iStockphoto.com/Jason Lugo

Lo que te puede suceder

Pete Sanchez y su amigo Dave estaban felices por independizarse. El año pasado buscaron un lindo apartamento en Charlotte, Carolina del Norte. La renta era accesible y sin más, firmaron un contrato por un año y se mudaron sin contratiempos. Pero los problemas comenzaron en julio.

Como los imprevistos siempre ocurren...se rompió una cañería en el apartamento y el agua inundó el piso por encima de los 5 centímetros (1.98 pulgadas).  El resultado fue daños a los muebles, zapatos arruinados, y un televisor de 32 pulgadas que estaba en el piso, completamente destruido. 

Cuando Pete se acercó a las oficinas de la empresa para dar cuenta de la inundación y pedir reembolso por los daños, el arrendador le explicó que ellos no eran responsables por sus enseres personales.  Lo que necesitas es un seguro de arrendatario, le dijo. 

Era la primera vez que Pete arrendaba, de manera que no tenía ni idea de que sus efectos personales no estaban asegurados dentro del contrato de arrendamiento para este tipo de casos.  Él pensaba que como fue la cañería del apartamento del arrendador la que se rompió, entonces era el dueño quien debería pagar. 

No era ese el caso, y no le pagaron.  La frustración de Pete aumentó cuando supo que si hubiese contratado un seguro de arrendatario, su costo anual apenas hubiese sido un poco más de cien dólares.

En enero le ofrecieron una promoción en el trabajo a Pete la cual implicaba un traslado a Chicago.  Habló con Dave, su compañero de vivienda, quién le indicó que deseaba quedarse con el apartamento y que conseguiría otro compañero.  Pete entonces se mudó a Chicago y no volvió a pensar en el apartamento de Charlotte hasta que una tarde de abril sonó su teléfono. 

Era la gerencia del apartamento en Charlotte, y le pedían 1,895 dólares debido a daños y renta atrasada.  Pete quedó atónito y les dijo que ya no vivía en ese apartamento desde enero pasado.  Sin embargo, como el nombre de Pete nunca fue eliminado del contrato de arrendamiento, él seguía siendo legalmente responsable.

Sucedió que Dave no pudo conseguir un compañero de casa, y además se atrasó en el pago del arriendo.  La gerencia de la comunidad pensaba desalojar a Dave, pero él se les adelantó y se mudó.  De todas formas, Pete y Dave eran aún responsables por la deuda.  Si Pete no pagaba, la deuda sería enviada a una agencia de cobranzas, y todo quedaría registrado en su informe de solvencia crediticia. 

Gracias a Dios que Pete se había mudado antes de que la gerencia pudiese desalojarlo, de manera que esto no figuraría en el informe.  Sin otra alternativa, Pete tuvo que pagar.  Si Dave y Pete se hubiesen presentado en la gerencia y llenado los formularios correspondientes para eliminar el nombre de Pete del contrato, entonces Pete no hubiese tenido que pagar por la deuda de Dave. 

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Encuentra tu nuevo Hogar Hoy

Publicidad | Vea su anuncio aquí