Publicidad | Vea su anuncio aquí

Programas del Gobierno para pagar el alquiler de casas

Programa Federal de rescate de viviendas

- Getty Images

Un edificio hecho de botellas plásticas

FOTOS:  Un edificio hecho de botellas plásticas

Ver fotos
Una casa construida al revés

FOTOS:  Casas construidas totalmente de cabeza

Ver fotos
Los Jonas Bros se mudan a su nueva casa

FOTOS:  Los Jonas Bros se mudan a su nueva casa

Ver fotos
Las casas  de Ricky Martin

FOTOS:  Las casas de Ricky Martin

Ver fotos
El huerto de Michelle Obama

FOTOS:  El huerto de Michelle Obama

Ver fotos
El nidito de amor de J.Lo

FOTOS:  El recuento de sus mansiones tras el divorcio

Ver fotos
La nueva casa de le esposa de Woods

FOTOS:  La nueva casa de la esposa de Woods

Ver fotos
\'Octamamá\' en riesgo de perder su casa

FOTOS:  'Octamamá' evita embargo por ahora

Ver fotos

Lo bueno y lo malo

Yolanda está feliz. Finalmente alquiló una casa en Miami, para ella y sus dos hijos,  gracias a un programa de ayuda del gobierno. Yolanda, como tantos otros residentes de bajos ingresos, pudo acceder a su hogar gracias a la Sección 8 del Programa Federal de Vivienda (Federal Housing Program).

Encuentra un nuevo hogar aquí

Pero, al otro lado del corredor, sus vecinos no está tan contentos con la idea. Porque la casa, con dos dormitorios y una capacidad máxima para 4 personas, está ahora habitada por 8 familiares de Yolanda y un perro de gran tamaño. Y las quejas no se hicieron esperar.

Rosa María D. -quien pidió el anonimato- es la agente inmobiliaria que administra la propiedad donde vive Yolanda. "El consorcio me hizo llegar las quejas y cuando fui a hablarle, me encontré que en la casa no solo vivían más personas que las permitidas por ley, sino que además tenían un perro de gran tamaño que no estaba autorizado por el contrato".

El caso presenta las dos caras de esta moneda. Porque el Programa Federal de Viviendas tiene beneficios indiscutibles para quienes suscriben, pero también trabas burocráticas, demoras y dificultades de convivencia.

Vales de vivienda

A través de subsidios otorgados por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, la gente de más bajos recursos puede tener acceso a un alquiler, cuyos costos se reducen para los más necesitados, incluyendo salarios mínimos, discapacitados, retirados, desempleados y aquellos cuyo salario se vio reducido repentinamente.

La Sección 8 del Programa Federal de Vivienda, dedicado a personas de bajos ingresos -que ganan por debajo del 50 por ciento del promedio para su área- otorga subsidios sobre cualquier monto que se pague en concepto de alquiler, por encima del 30 por ciento del total del ingreso, siempre y cuando el monto del alquiler esté dentro de los límites del justo valor de mercado (el valor estimado que una propiedad debería tener al ponerse en alquiler, según la zona, las condiciones y los valores de esa plaza).

Un ejemplo práctico, para entender cómo funciona: si un trabajador tiene un salario de $2,000 al mes y quiere alquilar una propiedad cuyo valor mensual es de $900, pagará por la locación sólo $600, los restantes $300 quedan a cargo del subsidio estatal, siempre y cuando el valor justo de mercado no exceda los $900.

En caso de que el beneficiario prefiera rentar una propiedad que esté por encima del justo valor, también podrá hacerlo, pero el monto máximo del subsidio estará determinado por el justo valor de mercado y no por el valor real, por lo que la diferencia quedará a cargo del inquilino.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Encuentra tu nuevo Hogar Hoy

Publicidad | Vea su anuncio aquí