Publicidad | Vea su anuncio aquí

De inquilino a propietario

Sé dueño de la casa que alquilas

- Getty Images

El huerto de Michelle Obama

FOTOS:  El huerto de Michelle Obama

Ver fotos
El \'paraíso\' de los enanos

FOTOS:  El 'paraíso' de los enanos

Ver fotos
Las casas  de Ricky Martin

FOTOS:  Las casas de Ricky Martin

Ver fotos
Un edificio hecho de botellas plásticas

FOTOS:  Un edificio hecho de botellas plásticas

Ver fotos
La casa embargada de Nicolas Cage

FOTOS:  La casa embargada de Nicolas Cage

Ver fotos
\'Octamamá\' en riesgo de perder su casa

FOTOS:  'Octamamá' evita embargo por ahora

Ver fotos
La nueva casa de le esposa de Woods

FOTOS:  La nueva casa de la esposa de Woods

Ver fotos
Una casa construida al revés

FOTOS:  Casas construidas totalmente de cabeza

Ver fotos

Primeros pasos

El arrendamiento con opción a compra es una alternativa para tener acceso a una vivienda cuando no cuentas con los suficientes ahorros para el depósito inicial, o no calificas para un préstamo hipotecario tradicional.

Pero aunque suena ideal, hay detalles que cuidar. Son muchas cosas a tener en cuenta a la hora de entrar en este tipo de negociación -dicen los expertos- ya que estos contratos son más complejos que los de una venta.

Encuentra un nuevo hogar aquí

Wendy Patton - broker y conferencista especializada en temas inmobiliarios- en su artículo How do Lease Options Work, o “Cómo funcionan las opciones a compra”, explica que el arrendar implica tener control de una propiedad, pero sin ser dueño de ésta. Con la opción a compra, está la posibilidad de adquirir la propiedad en un periodo limitado de tiempo, que se debe especificar en el contrato.

Una vez que decidas que ésta es la manera de proceder, se realiza un contrato de “Renta con opción a compra”, que tendrá un plazo máximo de cinco años. Te pedirán un abono inicial o depósito de garantía, que será más bajo que un abono inicial si compraras una residencia.

Estos contratos son entre dos personas: el arrendador (la persona que te arrienda la propiedad) y el arrendatario. En este contrato se arreglará el pago de una mensualidad, como si fuera un pago de renta por el uso de la casa mientras la ocupes. Las cuotas suelen ser más altas que la de una renta normal.

Cabe destacar que a la hora de conformar el contrato, tanto el depósito en garantía como parte de la mensualidad (debe negociarlo) deben ser abonados al precio de la casa en el momento que se ejerza la opción de compra.

Cuando se ejerce la opción de compra se sustituye el deudor, se hace el pago requerido y se traspasa la propiedad a tu nombre.

Un consejo de los expertos: no siempre quien te arrienda la propiedad es el dueño. Averigua en los registros públicos el verdadero dueño de la propiedad y pide que se incluya su firma o visto bueno en el contrato, para evitar problemas futuros.

Beneficios

¿Qué beneficios hay en el arriendo con opción a compra? Primero, que te permite acceder a una residencia o propiedad de inmediato que quizás, de otra forma y por motivos económicos, no podrías.

El arrendar con opción a compra te sirve como comprobante de capacidad de pago para construir un historial de crédito.

 

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Encuentra tu nuevo Hogar Hoy

Publicidad | Vea su anuncio aquí