Recomendaciones de los expertos para El Buen Fin

El Buen Fin

La clave del éxito del Buen Fin es la planificación y prevención de gastos, pues de lo contrario, las ofertas pueden convertirte en un comprador compulsivo.

- Notimex

No te conviertas en un comprador compulsivo, o en un deudor


La clave del éxito en El Buen Fin es la correcta planificación y prevención de gastos, pues de lo contrario, las atractivas ofertas pueden transformar a un consumidor en un comprador compulsivo, advirtió Principal Financial Group México.

El director de Soluciones de Inversión de Principal Financial Group México, Alan Gómez, destacó que El Buen Fin busca activar el comercio en el país, aunque también "significa el poco o nulo fomento para el ahorro, inversión y previsión", por lo que se debe hacer una estrategia para superar este fin de semana, informó la agencia Notimex.

"El beneficio que se obtiene al no dejarnos enganchar por El Buen Fin se refleja en mejores hábitos financieros que a largo plazo contribuirán a aumentar e incentivar el ahorro para poder enfrentar gastos imprevistos y emergencias", sostuvo.

¿Qué opinas de El Buen Fin? Participa en nuestros Foros.

Recomendó analizar algunos aspectos para estar prevenidos ante dicha iniciativa, como preguntarse si se está preparado para comprar a crédito y solventar sin problema los pagos en los meses acordados.

Sugirió que en caso de tomar crédito se compren bienes duraderos como electrodomésticos, cuya duración sea mayor a cinco años, porque adquirir zapatos, ropa o incluso alimentos, puede resultar contraproducente porque al terminar de pagarlos, éstos habrán perdido valor.

¡No compres por impulso!

También propuso no hacer compras por impulso, porque adquirir un bien sin pensarlo dos veces es la peor decisión. "Sin duda las ofertas y descuentos son muy atractivos, pero se debe considerar si en verdad se necesita lo que estamos comprando", destacó.

Al analizar este panorama, la mejor estrategia previa a El Buen Fin es reflexionar sobre la planeación a corto y largo plazos, el tipo de deuda que se adquirirá y comparar el precio y calidad de los bienes que se comprarán.

En este sentido, el directivo sugirió destinar parte del aguinaldo para una cuenta de ahorro, abonarlo a la cuenta individual en la Administradora de Fondos para el Retiro (Afore) como concepto de aportación voluntaria o abrir un Plan Personal del Retiro y sacar provecho de la deducción de impuestos.

Hay que considerar si se está dispuesto a sobrellevar todas las deudas, créditos y pagos a meses sin intereses, pues si las deudas rebasan más de 30 por ciento del ingreso mensual, no es conveniente sobre-endeudarse antes de comenzar otro ciclo; no se debe gastar más de lo que se gana, puntualizó.

Primero, paga tus deudas

En otro parte informativo, la agencia Notimex detalla que quienes deseen hacer compras en El Buen Fin 2013, deben pagar antes los saldos de sus tarjetas de crédito para evitar caer en posteriores impagos que, con la reforma al código fiscal, podrían terminar en un juicio penal, recomendó el economista del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana, Jesús Valdés Díaz de Villegas.

"Cuando tienes un precio más o menos accesible, cuentas con tarjeta de crédito y además recibes un dinero extra -aguinaldo- te enajenas un poco y llegas a comprar cosas que verdaderamente no responden a tu nivel de racionalidad" (capacidad económica), alertó.

Así que tratar de cubrir el total de las deudas es lo primero que sugiere el académico a los consumidores, y después hacer las cuentas pertinentes para que sepan cuánto dinero -a crédito o de contado- pueden gastar en la tercera edición de El Buen Fin, para mantener en control y sanas sus finanzas personales.

La experiencia de El Buen Fin, tomada de Estados Unidos, está más que asentada en México, donde también se tiene una mentalidad consumista, resaltó el experto de la Universidad Iberoamericana.

Al realizarlo en noviembre, que junto con diciembre son los meses con incrementos considerables en las ventas, se estimula a la gente a comprar y emplear su aguinaldo en artículos deseados (como electrónicos, línea blanca, ropa, etcétera).

Destacó que a los consumidores les permite encontrar más baratas las mercancías, y a los comercios formales vender una gran cantidad de sus productos, lo que disminuye sus existencias en almacenes, que representa un beneficio para la actividad empresarial.

En ese sentido, Díaz de Villegas previó que en los años venideros más empresas participen con promociones en El Buen Fin, entre las que se encuentran este año cadenas de supermercados, compañías telefónicas, tiendas departamentales, papelerías y aerolíneas, en tanto que los bancos ofrecerán promociones al pagar con sus tarjetas de crédito.

El Buen Fin de este año -que se realizará del 15 al 18 de noviembre- ofrecerá descuentos del 10 al 80 por ciento, y como incentivo adicional tendrá los 250 millones de pesos que el gobierno federal destinará para el sorteo entre los consumidores que compren con tarjetas de crédito o débito en comercios formales, quienes de resultar ganadores podrán tener un reembolso de su compra por hasta 10 mil pesos, "un mecanismo que será interesante ver cómo funciona", concluyó Jesús Valdés.