Black Friday gana más adeptos en Latinoamérica

Black Friday en AL

Algunos países de América Latina también celebraron Black Friday, aunque con algunas variaciones.

- Getty Images

Compradores a lo largo del continente


El Black Friday, el día de precios bajos que abre la temporada de compras navideñas en EEUU, se celebró en la mayoría de América Latina con algunas variaciones, pero la misma fiebre consumista y los mismos madrugones y empujones.

La agencia Efe informa que incluso en algunos países con Gobiernos bolivarianos y antiimperialistas se ha adoptado la costumbre de dedicar a las compras el día siguiente a Acción de Gracias, una fiesta estadounidense de carácter familiar que se celebra el último jueves del mes de noviembre.

En Nicaragua se espera que desde este viernes hasta el domingo, pues las ofertas se alargan al fin de semana, se registren ventas por unos 12 millones de dólares, según la Cámara de Comercio y Servicios.

Euforia en Puerto Rico

En Puerto Rico, le cambiaron el nombre al día y se conoce como "las ventas del madrugador", aunque en realidad deberían llamarse del trasnochador, pues los grandes establecimientos abrieron a las 00:00 del viernes, lo que quiere decir que los compradores llegaron sin haberse ido todavía a la cama.

Desde el jueves por la tarde miles de personas hicieron fila fuera de los grandes comercios, la mayoría de cadenas estadounidenses, para poder llevarse las mejores ofertas.

Aunque no se registraron incidentes graves, hubo tumultos en algunos establecimientos como el Walmart de Mayagüez, donde las cuatro mil personas aproximadamente que hacían fila derribaron las barreras policiales y entraron en estampida al local, en un mar de empujones, gritos, insultos y peleas.

Las cámaras de seguridad y de medios locales recogieron incluso agresiones entre clientes para hacerse con algunos de los productos más demandados, especialmente televisores.

"Tratamos de controlarlo, precisamente, con maximizar la seguridad dentro y fuera de las tiendas", dijo a la prensa Bruni Torres, gerente de Asuntos Corporativos de Walmart Puerto Rico, retomó Efe en otro parte informativo.

Según apuntó, "nosotros no sólo duplicamos, sino que triplicamos la seguridad en un día como éste, porque son 24 horas las que está abierta la tienda. Ponemos vallas de seguridad y en años anteriores ésto nos había funcionado muy bien".

Los artículos que más pasiones desataron fueron un año más los televisores, seguidos de otros aparatos electrónicos, según detallan los responsables de estos establecimientos, que coinciden en que la afluencia de gente fue superior a la de años anteriores.

Panamá, sin precedentes

Los panameños se volcaron a los centros comerciales de la capital en un número sin precedentes desde que hace unos tres años se implementó el Black Friday.

La Policía Nacional anunció operativos especiales de seguridad en los centros comerciales, con el despliegue extraordinario de agentes tanto dentro de las instalaciones como en los estacionamientos.

A lo largo de la semana fue intenso el bombardeo publicitario de la jornada de ventas extraordinaria, que comenzó a practicarse en Panamá hace unos tres años limitada a las tiendas de electrodomésticos y computación, pero que en esta ocasión se ha ampliado a casi todos los sectores comerciales.

Incluso algunas tiendas por departamentos bautizaron la venta como "black weekend" o "fin de semana negro", con la promesa de extender de las ofertas desde este viernes hasta el domingo, detalló Efe en otro cable.

Aquí sí fue la fiesta del madrugador, pues desde las seis de la mañana hubo comercios abiertos y la estampa de primeras horas del día fue la de los estacionamientos de los centros comerciales abarrotados de automóviles y la de los dueños de los vehículos haciendo fila a la espera de que las tiendas abrieran.

La televisión dio recomendaciones a los panameños como que fueran desayunados para no desfallecer en las filas, estar pendientes de sus pertenencias y asegurarse de obtener la factura de compra con la garantía correspondiente en caso de electrodomésticos y equipos electrónicos.

Los mexicanos tienen los bolsillos vacíos

Los mexicanos tienen los bolsillos vacíos este Black Friday, pues se gastaron nada menos que 173,620 millones de pesos (unos 13,294 millones de dólares) en el "Buen fin", su propio día de descuentos antes de la Navidad, que se celebra desde hace tres años.

Este año el "Buen fin" tuvo lugar durante el fin de semana largo del 15 al 18 de noviembre y, de acuerdo con la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco), la rebaja de precios llegó hasta un 50% en algunos productos y hubo planes de pago hasta de 48 meses sin intereses mediante el uso de tarjetas de crédito.

Brasil, con su portal para las quejas

En Brasil las quejas de los compradores en las primeras doce horas de la nueva edición local del Black Friday han batido récords, según la página web "Reclame Aquí".

Los propios organizadores del Black Friday en Brasil escogieron a ese portal para centralizar las quejas e intentar superar la mala imagen que dejó el año pasado, cuando hubo cerca de ocho mil reclamaciones y en las redes sociales se empezó a usar el nombre de "Fraude negro" para referirse a la jornada.

Además de las tiendas se han sumado al "Viernes negro" este año en Brasil restaurantes, lavanderías, peluquerías e incluso gasolineras.

Centroamérica se unió

En Guatemala, desde hace unos cinco años, los comercios han adoptado el Black Friday como un "gancho" para atraer compradores. Para el efecto promueven la fecha con sendas campañas de publicidad en las que ofertan sus productos durante todo el fin de semana.

En El Salvador este es el tercer año consecutivo que se celebra el "Viernes negro" y desde el jueves por la noche muchas personas hicieron fila ante las principales tiendas de aparatos electrónicos, de alta tecnología y electrodomésticos, que abrieron sus puertas hoy muy temprano, al igual que ocurrió en Costa Rica y Honduras.

En estos tres países centroamericanos la jornada ha estado precedida por importantes campañas publicitarias para dar a conocer descuentos que, según la propaganda, pueden llegar hasta un 70% del precio original.

Los televisores y los aparatos electrónicos y de telefonía son los productos que despiertan mayor interés en toda la región.

Sudamérica participó también

En Venezuela la jornada transcurrió con normalidad, aunque aún con la resaca de días de filas ante establecimientos de venta de electrodomésticos por la decisión del Gobierno de Nicolás Maduro de intervenir estos comercios para rebajar porcentajes del 50 % y más en los precios de artículos con valores supuestamente inflados.

Este año, por primera vez, la cadena estadounidense Walmart y su subsidiaria en Argentina Changomás hicieron los días 8, 9 y 10 de noviembre el primer Black Friday en este país, con descuentos de hasta el 70%.

Algo similar ocurrió en Perú con la tienda por departamentos Falabella, de capitales chilenos, que ha anunciado descuentos alusivos a la fecha.

Aunque el Black Friday no goza de tanta acogida como en otros países de la región, en Ecuador algunos comercios aprovecharon esta oportunidad para impulsar las compras de la temporada navideña con ofertas y descuentos que en algunos casos llegan al 70%.