Los 'millennials' hispanos toman menos riesgos financieros

Joven con libros

Los millennials hispanos buscan tener mayor información financiera.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Buscan más información sobre presupuesto y ahorro


Los jóvenes adultos, conocidos como Millennials, de origen hispano, toman menos riesgos en cuanto a administración de su dinero se refiere, además de que se definen como cautelosos en cuanto a sus hábitos financieros.

Una encuesta elaborada por TD Bank sobre educación financiera enfocada en los hábitos financieros de este grupo generacional destaca que el 49 por ciento de los dos mil encuestados en Estados Unidos considera que su personalidad financiera es cautelosa en cuanto a sus hábitos financieros personales en general.

El ejercicio se realizó a dos mil personas de entre 18 y 34 años, 500 hispanos entre ellos, quienes hablaron sobre sus comportamientos y preferencias bancarias, así como las fuentes a las que recurren cuando se trata de buscar información y consejos sobre finanzas.

¿Qué opinas de los hábitos financieros de los millennials hispanos? Participa en nuestros Foros.

“El estudio demuestra que los millennials hispanos quieren más entendimiento y apoyo con sus finanzas personales”, afirmó Nandita Bakhshi, vicepresidenta ejecutiva de Distribución y Productos Minoristas de TD Bank. “Este año, más del 20 por ciento de los millennials hispanos ha visitado una sucursal con mayor frecuencia con respecto al año pasado, en busca de consejo. Están buscando un socio financiero de confianza que les ayude a convertirse en consumidores más seguros”, citó un comunicado del TD Bank.

Más información

La encuesta detalló que el 39 por ciento de los millennials hispanos define su personalidad o carácter financiero como “conocedor”, seguido de “bien informado” (35 %) en cuanto a prácticas bancarias cotidianas, como la apertura de una cuenta de cheques. Sobre recursos informativos, los millennials buscan consejos principalmente en las instituciones financieras y en sus familias.

Además, más millennials hispanos han participado en alguna forma de educación financiera, contra los millennials de la población en general.

- El 55 por ciento de la población en general ve a sus padres como la principal influencia para moldear sus puntos de vista bancarios y financieros, en comparación con el 49 por ciento de los hispanos.

- El 33 por ciento de los encuestados busca información en su banco.

- El 69 por ciento de los millennials de la población en general no ha participado en ningún curso, seminario o taller formal de finanzas, en comparación con el 58 por ciento de los millennials hispanos.

El comunicado precisa que aunque más del 11 por ciento de los jóvenes adultos hispanos informa su participación en alguna forma de educación financiera, buscan más asesoría sobre temas financieros en comparación con la población en general. Los hispanos tienen más preguntas sobre finanzas personales en:

- Ahorros (45 % en comparación con el 32 % de la población en general).

- Elaboración de un presupuesto (37 por ciento en comparación con el 30 por ciento de la población en general).

- Tarjetas de crédito (38 % en comparación con el 26 % de la población en general).

Más activos

Aunque los millennials hispanos tienen la misma probabilidad de usar una sucursal bancaria que la población en general, son mucho más activos que el resto una vez que están dentro de la misma, utilizando su tiempo para hacer depósitos, retirar dinero y solicitar consejos.

Los jóvenes adultos hispanos perciben que la banca de forma presencial les ofrece más seguridad y servicio frente a frente (59 %). Además, el 62 por ciento de ellos encuentra que es más fácil resolver problemas o disputas en una sucursal en comparación con el 48 % de la población en general.

Y “aunque los millennials hispanos están aumentando sus operaciones bancarias móviles y en línea, casi la mitad todavía visita una sucursal frecuentemente”, dijo Bakhshi. “Los hispanos deben encontrar un banco que ofrezca herramientas de calidad para banca móvil y en línea, pero que a la vez brinde la interacción humana tradicional que los millennials hispanos encuentran tan útil para entender sus finanzas personales”, concluyó.