Sergey Brin, cofundador de Google, se separa de su esposa

Sergey

Brin y Wojcicki, ambos de 40 años, se casaron hace seis, son padres de dos niños, copropietarios de empresas como el proyecto genético 23andMe.

- Getty Images

"Continúan siendo buenos amigos y socios", dijo un portavoz


LOS ÁNGELES, California - El cofundador de Google Sergey Brin y su esposa Anne Wojcicki, una de las parejas más conocidas de Silicon Valley, viven separados desde hace meses con pocos visos de reconciliación, según informó este jueves el portal tecnológico All Things D.

¿Comenzará una lucha por el dinero entre la aún pareja? ¡Opina!

Brin y Wojcicki, ambos de 40 años, se casaron hace seis, son padres de dos niños, copropietarios de empresas como el proyecto genético 23andMe, de una fundación caritativa que lleva su nombre, y responsables de donaciones a causas benéficas en 2012 por valor de 223 millones de dólares.

"Llevan viviendo separados desde hace varios meses. Continúan siendo buenos amigos y socios", dijo un portavoz de ambos.

Por el momento, la pareja no ha presentado los papeles de divorcio, si bien Brin mantiene una relación sentimental con una empleada de Google, compañía en la que tiene un puesto ejecutivo su todavía cuñada, Susan Wojcicki.

Brin es junto con Larry Page, actual consejero delegado de Google y también cofundador de la compañía, quienes ostentan el control accionarial del gigante tecnológico.

¿Qué pasará con Google en caso de un divorcio?

Una hipotética ruptura legal de ese matrimonio no afectaría al balance de poderes en Google, ya que Brin y Wojcicki firmaron un acuerdo prenupcial por el que dejaría Google fuera de cualquier reparto, según All Things D.

Datos de la revista Forbes estiman la fortuna de Brin en 22,800 millones de dólares, la mayoría de este dinero corresponde a la valoración de sus acciones de Google.

Sergey Brin trabaja al margen de las operaciones diarias de Google, ocupación de su socio Page, y se centra en el desarrollo de proyectos paralelos que buscan abrir nuevos horizontes tecnológicos y oportunidades de negocio para la empresa, como el coche con piloto automático y las gafas inteligentes Google Glass.