Samsung deberá pagar millones a Apple en guerra de patentes

Samsung

Samsung fue condenado a pagar 290 millones de dólares de daños y perjuicios a su rival estadounidense Apple.

- Getty Images

Jurado en EEUU determinó la cifra de 290 millones


El grupo surcoreano de electrónica Samsung fue condenado por un jurado de California a pagar 290 millones de dólares de daños y perjuicios a su rival estadounidense Apple por violación de patentes del iPhone, informó la Agencia France Press.

La cifra se agrega a 600 millones de dólares de daños ya determinados en marzo por la Justicia estadounidense por iguales razones.

No obstante, precisa por su parte Efe, la sentencia permite a Samsung pagar 160 millones de dólares menos de lo establecido en el primer juicio, celebrado en agosto de 2012.

¿Qué opinas de esta condena? Participa en nuestros Foros.

Ese mes, un tribunal californiano determinó que Samsung había violado cinco patentes en tecnología y diseño de Apple, como el zoom táctil y la disposición de los iconos en la pantalla, y le condenó a pagar 1,050 millones de dólares, una de las mayores sanciones dictadas hasta ahora en ese terreno.

Sin embargo, el pasado marzo, la juez federal Lucy Koh juzgó inválida una porción de alrededor de 450 millones de dólares por considerar que el jurado erró en sus cálculos relativos a 13 de las patentes, y ordenó repetir el juicio sólo en relación a esa parte.

Los 600 millones de dólares restantes continúan pendientes de pago por parte de Samsung, y ahora se les suman los 290 millones de esta sentencia .

La nueva cantidad no llega a la suma que reclamaba Apple, de 380 millones, pero excede con creces la que Samsung argumentaba que debía pagar, de 52 millones.

Los argumentos de Apple

Durante el juicio, Apple argumentó que la supuesta copia de patentes de Samsung perjudicó sus avances tecnológicos y que había tomado grandes riesgos para lanzar el primer iPhone.

Samsung replicó que su rival "ha tratado de presentar estas patentes como si fueran lo que conforma el iPhone", pero "Apple no es dueña de los rasgos bonitos y sexys", en palabras del abogado de la compañía surcoreana, Bill Price.

Las dos empresas tienen pendiente otro juicio el próximo marzo para considerar la denuncia de Apple de que los aparatos más nuevos lanzados por Samsung, como el Galaxy S3 y el Note 2, también copiaron su tecnología.

Los dos principales fabricantes de teléfonos inteligentes del mundo mantienen desde 2011 una guerra legal con acusaciones cruzadas de violación de patentes, que ya acumula más de 50 demandas en una decena de países.

A pesar de ser rivales en el mercado de la telefonía, Apple y Samsung son también socios, ya que la empresa estadounidense utiliza componentes fabricados por la surcoreana para desarrollar sus dispositivos que produce en cadena en China.

Samsung planea recurrir la nueva sentencia

El viernes, informó Efe en otro parte informativo, Samsung Electronics expresó su "decepción" y manifestó su intención de recurrir el veredicto de un jurado de Estados Unidos que condena al gigante tecnológico surcoreano a pagar 290 millones de dólares a Apple por copiar características del iPhone.

"Estamos decepcionados por la decisión de hoy, basada en gran parte en una patente que la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos consideró válida recientemente", indicó Samsung Electronics en un breve comunicado.

En el documento, la firma surcoreana indicó que va a recurrir la decisión del juzgado estadounidense.

"Mientras seguimos adelante con nuestras acciones y recursos tras el juicio, continuaremos innovando", concluyó el comunicado de Samsung Electronics, sin ofrecer más detalles sobre próximas acciones judiciales.