Un ejecutivo de JP Morgan se suicidó

JP Morgan Building

Un ejecutivo de 39 años falleció tras saltar desde lo alto de la sede en Europa del banco estadounidense JP Morgan.

- Getty Images

Saltó desde lo alto de la sede en Europa del banco


Un ejecutivo de 39 años falleció tras saltar desde lo alto de la sede en Europa del banco estadounidense JP Morgan en el distrito financiero de Londres, confirmó la policía británica.

La identidad del hombre es Daniel Magee, vicepresidente del departamento de tecnología del banco de inversión neoyorquino, según reveló la entidad, indica la agencia Efe.

"Estamos profundamente entristecidos de haber perdido a un miembro de la familia JP Morgan en el número 25 de Bank Street, y nuestros pensamientos son para su familia y amigos", declaró un portavoz del banco en un comunicado.

Desde el piso 33

Según Scotland Yard, Magee se precipitó al vacío desde la planta 33 de la torre, situada en la City londinense -el distrito financiero de la ciudad-, y su cuerpo impactó contra el techo de la novena planta.

La policía metropolitana de Londres ha descartado que se trate de un incidente "sospechoso", lo que significa que no hubo intervención de terceras personas y apunta a que se trata de un suicidio.

¿A qué habrá respondido esta decisión del hombre? Opina en nuestros Foros.

El hombre llevaba trabajando para JP Morgan desde 2004, cuando fichó por el banco norteamericano procedente del gigante informático Intel.

La policía indicó que fue encontrado muerto poco después de las 08.00 GMT y, según señalaron varios testigos a medios británicos, el cadáver de Magee no fue retirado del lugar hasta pasadas "unas cuatro horas".

El edificio donde JP Morgan tiene su cuartel general en el barrio de Canary Wharf de la capital británica es el centro de operaciones en Europa, Oriente Medio y África desde julio de 2012 del banco neoyorquino, el mayor de Estados Unidos.

Un portavoz del Servicio de Ambulancia de Londres informó también de que envió un equipo de ambulancias a las 08:04 GMT, pero que "tristemente" el hombre había fallecido "en el lugar".

De acuerdo a la Agencia France Press, la policía consideró el episodio "no sospechoso" desde antes de que se confirmara la identidad de la víctima.