Números dispares entre JP Morgan y Wells Fargo

Wells Fargo

El banco estadounidense con la mayor cartera de préstamos inmobiliarios en EEUU.

- Getty Images

Uno gana y el otro pierde en el primer trimestre


Mientras el beneficio del mayor banco estadounidense en términos de activos obtuvo una baja en sus utilidades en el primer trimestre del año, el que tiene la mayor cartera de préstamos hipotecarios se comportó en el sentido inverso.

JPMorgan Chase, el mayor banco estadounidense en términos de activos, anunció el viernes un beneficio neto en baja de 18.5 % en el primer trimestre respecto al mismo periodo del año pasado, a 5.300 millones de dólares, muy por debajo de lo esperado, informó la Agencia France Press.

Por acción, el beneficio sin contar elementos excepcionales fue de 1.28 dólares, mientras que los analistas esperaban que fuera de 1.40 dólares.

El volumen de facturación retrocedió ocho por ciento respecto al primer trimestre de 2013, a 23,900 millones de dólares, en tanto los analistas preveían en promedio una disminución menos pronunciada, a 24,530 millones.

The Associated Press indica que menores costos hipotecarios afectaron las utilidades de la unidad de banca al consumidor de JPMorgan. Las ganancias en la unidad de banca de inversión cayeron 15 % a 8,600 millones de dólares.

Wells Fargo aumenta sus ganancias

Por su parte, el banco estadounidense Wells Fargo, que tiene la mayor cartera de préstamos inmobiliarios en EEUU, obtuvo beneficios por encima de lo previsto en el primer trimestre, 14 por ciento superiores a igual período del año pasado, a 5,600 millones de dólares.

Según la AFP, por acción, la ganancia fue ocho centavos más alta que la media prevista por los analistas, y totalizó 1.05 dólares.

El volumen de negocios bajó 3 % a 20,600 millones de dólares, en línea con lo esperado por el mercado.

Efe precisa que el cuarto banco de Estados Unidos anunció un beneficio récord de un 14 % más que hace un año, gracias a la reducción de provisiones para créditos impagados.

Los ingresos alcanzaron 20,600 millones de dólares, lo que supone una reducción del 3.7 por ciento, debido en buena parte a la reducción del negocio hipotecario, que es una de las especialidades de este banco, el mayor generador de créditos para hipotecas de Estados Unidos.

Sin embargo, la mejora de la calidad del crédito y las menores provisiones para préstamos impagados, así como menores pagos por intereses, permitieron aumentar los beneficios.