Mexicana Pemex vende el 7.86% de española Repsol

Emilio Lozoya

El director de Pemex, Emilio Lozoya.

- Getty Images

Baja rentabilidad y diferencias


Petróleos Mexicanos (Pemex) vendió un 7.86 por ciento de su capital en la petrolera española Repsol, casi toda su participación, por 2,845 millones de dólares, según informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Deutsche Bank, una de las entidades colocadoras.

La venta, a través de un proceso de colocación acelerada entre inversores cualificados, se inició el martes por la tarde, informa la agencia Efe.

Pemex es un socio histórico de Repsol -desde 1990- y antes de la venta era su tercer accionista con un 9.4%, por detrás de la entidad bancaria española La Caixa y la constructora Sacyr.

Este anuncio, indica por su parte la Agencia France Press, hizo caer los títulos del grupo español.

La acción de Repsol había sido suspendida de cotización al inicio de la jornada por la autoridad bursátil española, a la espera del resultado de este proceso de venta acelerado.

Los bancos Citigroup Global Markets y Deutsche Bank recibieron el encargado de Pemex y PMI Holdings (propiedad del grupo mexicano) de llevar a cabo la venta de 104,057,057 acciones, ante inversores cualificados.

Duras críticas

El director de Pemex, Emilio Lozoya, había proferido duras críticas contra el presidente de Repsol, Antonio Brufau, antes de que Repsol llegase a un acuerdo con el gobierno argentino de Cristina Kirchner sobre una compensación económica por la expropiación en 2012 del 51 por ciento de YPF.

Las críticas de Lozoya hicieron correr rumores de una posible destitución de Brufau, quien no obstante logró el respaldo del consejo de administración tras alcanzar un acuerdo de indemnización con Argentina.

A raíz de dicho acuerdo, Repsol cerró en solo unas semanas su salida de Argentina, embolsándose 6,300 millones de dólares entre la venta de los bonos de deuda argentina obtenidos en compensación y la venta de la participación que conservaba en YPF.

Baja rentabilidad y desaveniencias

En tanto, The Associated Press indica que la empresa estatal Petróleos Mexicanos atribuyó su decisión a la baja rentabilidad y a diferencias en las prácticas de gobierno.

El director de Pemex, Emilio Lozoya, dijo que la empresa mexicana vendió casi la totalidad de las acciones que poseía a un precio promedio de unos 27.54 dólares.

Pemex señaló que había esperado rentabilidad y beneficios de su inversión, pero Repsol ha mostrado "falta de interés".

Lozoya dijo que Pemex se mantendrá en la búsqueda de nuevas alianzas internacionales y usará los recursos de la venta de sus acciones en Repsol para invertirlos en su portafolio de proyectos.

Lozoya, acota Efe, recordó que "ni México ni Pemex forman parte del Plan de Negocios de Repsol presentado por su actual administración" a finales de marzo, lo que "evidencia su falta de interés en los fundamentos sobre las cuales se formó esta alianza".

Las relaciones entre las dos petroleras eran tensas desde que Pemex amplió su participación en Repsol en virtud de un acuerdo alcanzado en 2011 con Sacyr, en ese momento máximo accionista de Repsol con un 20 %, y que meses después terminó rompiéndose.

En enero de 2012 ambas compañías firmaron un acuerdo para normalizar las relaciones, que incluyó el compromiso por 10 años de Pemex de no bajar del 5% ni exceder el 10% del capital de la española, el cual no ha dado frutos, según la petrolera mexicana.