Citigroup ultima acuerdo multimillonario con el Gobierno por hipotecas basura

Citigroup

El banco está a punto de cerrar un acuerdo para saldar las acusaciones de que vendió hipotecas basura.

- Getty Images

No ha sido el único caso

El Gobierno de Estados Unidos y Citigroup están a punto de cerrar un acuerdo por el que el banco pagaría unos 7,000 millones de dólares para saldar las acusaciones de que vendió hipotecas basura antes del estallido de la crisis financiera del 2008, informó el diario The Wall Street Journal.

El Journal, que cita a fuentes familiarizadas con la investigación no identificadas, asegura en su edición digital que ambas partes afinan los detalles de un acuerdo que impediría un juicio federal por la venta de los citados activos tóxicos.

El diario adelanta que el acuerdo podría darse a conocer la próxima semana.

El Departamento de Justicia advirtió a mediados del mes pasado que demandaría a Citigroup si la entidad no aumentaba significativamente su oferta para cerrar el caso.

El banco se había mostrado dispuesto a pagar 4,000 millones de dólares, frente a los 10,000 millones que demandaba el Gobierno, según las fuentes consultadas por el Journal.

J.P. Morgan Chase aceptó pagar 13,000 millones de dólares en noviembre pasado por la venta de hipotecas basura.

Los analistas esperaban que el acuerdo con Citi rondase los 5,000 millones de dólares.

El Departamento de Justicia también está en conversaciones con Bank of America para resolver las acusaciones de operaciones irregulares en el mercado hipotecario.

El fiscal general de EEUU, Eric Holder, ha calificado de prioritario el cerrar los casos pendientes con los bancos antes de dejar el cargo, algo que podría suceder tras las elecciones legislativas del próximo noviembre.

Citigroup titulizó activos inmobiliarios por valor de unos 90,000 millones de dólares antes de la crisis financiera del 2008.

El Journal considera que la sanción final que se imponga al banco será una combinación de pago en efectivo, que saldrá de las reservas legales de la entidad, y "alivio a los consumidores", con las que se modificarán, de forma ventajosa, las condiciones de algunas hipotecas.