Starbucks invade Colombia, la tierra del café y de Juan Valdéz

Starbucks

Starbucks llegó a Colombia.

- Getty Images

Prometió abastecerse del grano nacional


La cadena estadounidense cafetera Starbucks abrió esta semana su primera tienda en Colombia, exportador mundial de café, para competir contra marcas nacionales y regionales que ya tienen arraigo en el país.

El primer local de la multinacional está ubicado en el exclusivo sector del Parque de la 93 en Bogotá. Con él, Starbucks pretende labrar el camino para "alcanzar una posición de liderazgo en el mercado nacional", dijo el grupo Nutresa, aliado en Colombia de la firma estadounidense, en un comunicado de prensa, detalla la Agencia France Press.

Colombia es el principal exportador mundial de la modalidad suave arábica de café, con 10.5 millones de sacos exportados de junio de 2013 a mayo de 2014, según cifras de la Federación Nacional de Cafeteros.

Para suavizar resistencias en la tierra del café, la compañía prometió abastecerse totalmente del grano nacional para sus ventas en Colombia.

"Para nosotros es un motivo de orgullo que Colombia sea el primer país latinoamericano donde la totalidad del café que servirá Starbucks es 100% colombiano", aseguró Carlos Gallego, presidente del Grupo Nutresa, en el comunicado.

Ven la competencia con buenos ojos

A Juan Valdez le ha salido competencia en su propio feudo, indicó por su parte The Associated Press.

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, dueña de la cadena Juan Valdez, dice que ve con buenos ojos la competencia. Asegura que la llegada de Starbucks impulsará el mercado de café gourmet java incluso si sus ventas en sus casi 200 locales merman un poco a corto plazo en Colombia.

"Hay lugar en el mercado para los dos", afirmó Alejandro Londoño, director de ventas internacionales de la cadena.

La misión social de Juan Valdez de promover el café colombiano y contribuir al bienestar de sus productores seguramente hará que la clientela se mantenga leal a la cadena, según Londoño.

Desde su fundación hace 11 años, la cadena colombiana ha aportado más de 20 millones de dólares a un fondo que ayuda a mantener a las 560 mil familias de la región cafetera, algunas de las cuales tienen acciones en la empresa.