Malasia toma todo el control de Malaysia Airlines para reformarla

Malaysia Airlines en bolsa

Malaysia Airlines suspendió este viernes su cotización en la bolsa de Kuala Lumpur.

- Getty Images

Suspendió su cotización en la bolsa de Kuala Lumpur


Malaysia Airlines suspendió este viernes su cotización en la bolsa de Kuala Lumpur después de que el organismo estatal de inversiones de Malasia anunciara la compra de todas las acciones para iniciar una reforma de la aerolínea.

Khazanah Nasional, propietaria del 69.37 por ciento de la compañía, comprará el resto de las acciones en una operación valorada en 1,400 millones de ringit (435 millones de dólares), según indicó en un comunicado, informa la agencia Efe.

El organismo estatal indicó que con la compra pretende abordar una "completa reestructuración" de la compañía para revertir sus malos resultados, y satisfacer sus "necesidades sustanciales de financiación".

Malaysia Airlines, golpeada el último año por la pérdida de dos de sus aviones, ha sufrido tres años seguidos de pérdidas y una depreciación del 22.58 por ciento durante el último año en su cotización en bolsa, donde el índice FTSE ha crecido un 4.95 por ciento.

Khazanah señaló que la reforma, que durará unos 12 meses, afectará las operaciones de la aerolínea, su modelo de negocio, las finanzas, el capital humano y el entorno normativo.

"Nada menos será necesario para reanimar nuestra aerolínea nacional para que sea rentable como entidad comercial, y para que sirva a su función como entidad clave para el desarrollo nacional", dijo Khazanah, organismo presidido por el primer ministro, Najib Razak.

Dos accidentes que marcaron el rumbo financiero

En otro parte informativo, Efe recuerda los dos accidentes que aceleraron la caída de esta empresa: el primer suceso ocurrió el 8 de marzo en el vuelo MH370, que cubría el trayecto entre Kuala Lumpur y Pekín, al desaparecer el Boeing 777-200 desapareció con 239 personas a bordo sin que el operativo de búsqueda haya encontrado ningún resto hasta el momento.

El rastreo del aparato continúa en una zona remota del sur del océano Índico.

El segundo siniestro sucedió el 17 de julio con el Boeing MH17, que volaba de Amsterdam a Kuala Lumpur, cuando fue derribado por un misil mientras sobrevolaba la zona en conflicto del este de Ucrania con 298 personas a bordo.

Ambos desastres sufridos por Malaysia Airlines han ahuyentado la confianza del público.

Los responsables de la aerolínea de bandera de Malasia habían apostado en los últimos años por una estrategia dirigida a ganarse clientes de por vida con vuelos baratos, que incluían ofertas mejores que las de compañías aéreas de bajo coste, y servicio de primera.

Esta política a largo plazo tenía sus detractores y había sido a expensas de renunciar a beneficios, lo que explica en parte que los resultados de la empresa en los tres últimos ejercicios fuesen negativos.

La necesidad de medidas drásticas

Por su parte, The Associated Press señala que algunos analistas dijeron el mes pasado que la aerolínea no podría sobrevivir un año sin una inyección de efectivo sustancial por parte del gobierno de Malasia.

Expertos en crisis y gestión de riesgos han dicho que Malaysia Airlines debe tomar medidas drásticas, como sustituir sus principales ejecutivos y cambiar de nombre.