Publicidad | Vea su anuncio aquí

Obama alista su armadura para próxima batalla política: la reforma financiera

Ahora sigue la reforma financiera

- AFP/GettyImages

Ponte metas realistas

FOTOS:  Establece tus metas financieras

Ver fotos
El imperio de los enanos

FOTOS:  El Imperio de los Enanos

Ver fotos
El negocio de la marihuana medicinal

FOTOS:  El negocio de la marihuana medicinal

Ver fotos
Diez empleos que antes no existian

FOTOS:  Diez empleos que antes no existian

Ver fotos
¿Te refrescarías con una \

FOTOS:  A la venta Coca Colla con hoja de coca

Ver fotos

No va a ser fácil

WASHINGTON, D.C. - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó al Congreso a que apruebe la reforma del sistema financiero, pero la oposición ha dejado en claro que, al igual que la batalla por la reforma de salud, ésta tampoco será un paseo de rosas.

La aprobación de la reforma sanitaria el mes pasado, difícil como fue, insufló bríos a la administración de Obama y revitalizó a la base demócrata, pero ahora la pregunta en boca de muchos es si esa victoria ayudará a la Casa Blanca a sacar adelante la reforma financiera.

"Mi esperanza es que demócratas y republicanos encuentren un terreno común y avancen juntos. El costo de la inacción será demasiado grande", manifestó Obama en su discurso radiofónico de los sábados.

"Cada día (que pasa) no actuamos, el mismo sistema que llevó al rescate financiero se mantiene, con las mismas fallas y las mismas debilidades", dijo. "Y si no cambiamos lo que llevó a la crisis, estamos condenados a repetirla".

"Oponerse a la reforma dejará a los ciudadanos que pagan impuestos vulnerables si una crisis como esta vuelve a pasar alguna vez", señaló el mandatario.

La siguiente prioridad

La reforma financiera, a debatirse en el pleno del Senado la próxima semana, es la siguiente prioridad política de Obama, quien reiteró que la crisis económica tuvo, entre otros, origen en el sector financiero.

“Haremos que Wall Street asuma su responsabilidad. Vamos a proteger y darles más control a los consumidores en el sistema financiero”.

Según Obama, la reforma protegerá como nunca antes al consumidor y obligará a los grandes bancos y compañías de tarjetas de crédito a suministrar información clara sobre sus productos y servicios.

Al enarbolar la causa de la reforma del sistema regulatorio de Wall Street, Obama ha tenido buen "olfato": la mayoría de las encuestas demuestra un gran apoyo a tal reforma.

Desdén por Wall Street

Ante los débiles indicios de una reactivación económica, esas encuestas reflejan un desdén por Wall Street -en particular por las jugosas bonificaciones de sus ejecutivos- y cualquier repetición de los millonarios rescates bancarios a costas de los contribuyentes.

Sin embargo, los republicanos, que ofrecieron un muro de resistencia a la reforma de salud, han adoptado el eslogan de "rescates perpetuos" para desvirtuar la legislación del senador demócrata Christopher Dodd, aprobada sin ningún voto republicano en el Comité de la Banca.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí