Publicidad | Vea su anuncio aquí

Grecia está lista para segundo rescate financiero

Venizelos

Venizelos confirmó este viernes que los bancos griegos serán recapitalizados para cubrir las pérdidas derivadas de la quita a través del nuevo préstamo de la UE y el FMI.

- Getty Images

Países deuda

FOTOS:  Los Estados más endeudados del mundo

Ver fotos
Huelga Grecia

FOTOS:  Huelga en Grecia contra austeridad

Ver fotos
Crisis europa

FOTOS:  ¿Crisis en Europa? Sus líderes buscan calma

Ver fotos

Les liberarán 130 mil millones de euros


ATENAS - Grecia ha superado los temores despertados en los mercados en los últimos días y ha logrado que la mayoría de los acreedores se acoja a la mayor quita de la historia moderna, que además le permite acceder a un segundo rescate por valor de 130,000 millones de euros (más de 170 mil millones de dólares).

"Es un momento histórico. El canje de los bonos ha sido muy exitoso y reducirá la deuda en unos 100,000 millones de euros (poco más de 131 mil millones de dólares). Nos permitirá avanzar con mayor confianza para estabilizar la economía y desarrollarla", afirmó el ministro portavoz del Gobierno, Pantelis Kapsis, en una entrevista al canal Mega tras conocer los resultados.

El cierre de la reestructuración de la deuda helena en manos privadas ha sido también bendecida por los ministros del Eurogrupo, que tras una teleconferencia anunciaron que Grecia ha cumplido todas las condiciones para acceder a un nuevo crédito de 130,000 millones de euros para salvar al país de la bancarrota.

"El Eurogrupo considera que se dan las condiciones necesarias", señaló el presidente de este organismo, Jean-Claude Juncker, en un comunicado, en el que se recordó que la quita completa las medidas de ajuste y las reformas emprendidas por Atenas.

Una gran oportunidad para Grecia

Según anunció esta mañana la Autoridad de Gestión de la Deuda Pública (PDMA), los tenedores que representan al 85.8% de la deuda a reestructurar que está bajo soberanía helena (177,000 millones de euros, más de $200 mil millones) aceptaron adherirse de forma voluntaria.

De los restantes 29,000 millones de euros(más de $38 mil millones) en bonos que se encuentran bajo soberanía británica, japonesa, suiza, francesa y estadounidense, los acreedores que poseen 20,000 millones ($26 mil millones) han anunciado que participarán de forma voluntaria, una cifra que podría aumentar, ya que estos tenedores tienen hasta el 23 de marzo para sumarse a la oferta.

El ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos, avisó de que, dado que el número de acreedores opuestos a la quita ha sido "minoritario", se activarán las Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) a los bonos bajo soberanía helena.

Esto permitirá que el total de los 177,000 millones de euros (más de $200 mil millones) bajo soberanía helena sea reestructurado, lo que, sumado a los bonos bajo otras soberanías que se reestructurarán (y a los que Grecia no puede obligar a someterse a través de las CAC), arroja un monto de 197,000 millones (poco más de $258 mil millones), el 95.7% de los 206,000 millones ($270 mil millones) que fueron ofertados para la quita.

"Este resultado, que es muy potente y positivo, supone una gran oportunidad para que Grecia ahora se mueva hacia delante con su programa de reformas, a la vez que refuerza la capacidad de la zona euro para crear un ambiente de estabilidad y crecimiento", dijo Josef Ackermann, presidente del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), la patronal bancaria, y del Deutsche Bank.

Se podrían obtener "mejores resultados de los previstos"

Esto es algo con lo que coincidió el ministro Venizelos, aunque alertó de que el plan de quita griego "es único y no se repetirá" en otros países europeos con dificultades.

Además, añadió que el éxito de la quita permite esperar "mejores resultados de los previstos" en la estabilización de la economía griega, si el país aplica "al pie de la letra" el programa de reformas y recortes promovido por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según confirmó a Efe una fuente del Ministerio de Finanzas, el canje de bonos bajo soberanía griega se realizará el lunes 12 de marzo, una vez activadas las CAC.

Así, los bonos actuales serán sustituidos por unos nuevos por el 53.5% de su valor, aunque garantizados a través de títulos del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y regidos por la ley británica, más favorable a los acreedores en caso de impago griego.

El problema de la activación de las CAC es que implica el riesgo de que sea interpretada como un impago efectivo, algo que activaría los seguros CDS que diversos inversores contrataron para proteger sus bonos ante un posible impago griego.

La Asociación Internacional de Permutas y Derivados (ISDA) deberá valorar si se ha producido un "evento crediticio" (credit event), es decir, si se ha incurrido de facto en un impago de la deuda griega, lo que podría ocurrir si se entiende que se ha obligado a algún acreedor a aceptar una quita no voluntaria, y también debatirá si la activación de las CAC constituye un impago efectivo.

En caso de evento crediticio, se activarían los seguros de impago de la deuda (CDS), lo que podría causar una alteración en los mercados.

Estos seguros contra impago asociados a la deuda griega ascienden a un importe de 3,200 millones de dólares (2,420 millones de euros).

Por otro lado, Venizelos confirmó este viernes que los bancos griegos serán recapitalizados para cubrir las pérdidas derivadas de la quita a través del nuevo préstamo de la UE y el FMI.

¿Qué opinas del segundo rescate a Grecia? Déjanos tus comentarios y comparte la información en Facebook y Twitter.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí