Publicidad | Vea su anuncio aquí

Los ‘ases bajo la manga’ de Barack Obama para las elecciones presidenciales

Barack Obama

El presidente Barack Obama podría tener las cifras de desempleo a su favor para noviembre.

- Getty Images

Economia de Estados Unidos

FOTOS:  ¿Qué pasará con la economía de EU?

Ver fotos
Barack Obama

FOTOS:  Obama: más impuestos a millonarios

Ver fotos

Pero tendrá que enfrentar las duras críticas de sus oponentes


WASHINGTON, D. C. - En una posición complicada de cara a las elecciones de noviembre, el presidente estadounidense Barack Obama podría verse beneficiado por algunos ases económicos que tiene bajo su manga.

¿Cuáles acciones han sido las acertadas y cuáles las incorrectas en la administración de Obama? ¡Opina!

La alta tasa de desempleo de Estados Unidos apenas bajó desde la recesión de 2007-2009, como lo muestran las últimas cifras publicadas por el Departamento de Trabajo, que situaron el índice en 8.1%.

El porcentaje de estadounidenses desocupados ha permanecido prácticamente sin cambios desde que Obama asumió el poder en 2009, tras una campaña en la que se describía como el presidente de la esperanza y el cambio.

Este estancamiento aparente de la economía ha hecho de Obama -a quien le han salido algunas canas-, blanco fácil de críticas. Y por si fuera poco, dos tercios de la población estadounidense piensan que su país sigue estando en recesión, pese a que ese no es el caso.

Sin embargo, aunque todo parece estar contra él, Obama podría tener algunos ases bajo la manga.

En primer lugar, el desempleo golpeó justo en el lugar más conveniente: de los nueve estados clave que definirán los resultados de la elección presidencial, siete tienen tasas de desempleo inferiores al promedio nacional.

En Iowa (norte), New Hampshire (noreste) y Virginia (este), los niveles de desocupación son similares a los que había antes de la crisis económica. Sólo en Florida (sureste) y Nevada (oeste) el desempleo sigue siendo grave.

En el pasado, la tasa de desempleo superó el 9% y uno de cada 336 hogares en Estados Unidos estaba en ejecución hipotecaria.

Estos son fuertes argumentos de crítica que utiliza el republicano Mitt Romney, que muy probablemente disputará la presidencia a Obama.

Tomando en cuenta que Florida tiene el 29% de los 270 votos electorales necesarios para ganar el puesto en la Casa Blanca, este estado puede revelarse crucial.

Argumentos sin apoyo

Sin embargo, los argumentos del republicano sobre la situación económica han sido desestimados en Florida por miembros de su propio partido.

"Es casi una paradoja", dijo Daniel Smith, profesor de política de la Universidad de Florida.

"Hay gobernadores como Rick Scott, aquí en Florida, que están contando cada nuevo empleo. Por supuesto, cada vez que lo hace, subraya la mejora de la economía y eso tal vez dé la razón a las políticas nacionales del presidente Obama", explicó.

Nevada, que también estaba en el centro de la hecatombe inmobiliaria, y tiene la mayor tasa de desempleo del país (12%), no tendrá sin embargo un papel tan decisivo en la elección.

Otra carta que Obama puede jugar a su favor son las decrecientes tasas demográficas a largo plazo desde el boom de nacimientos que se produjo tras la Segunda Guerra Mundial, lo que representa menos oferta de mano de obra en el mercado laboral.

Pese a los meses en los que el nivel de nuevas contrataciones fue muy bajo, la tasa nacional de desempleo ha caído considerablemente rápido gracias a la gente que se jubila.

Es una tendencia que podría beneficiar a Obama, haciendo bajar la tasa de desempleo a 7% hacia el 6 de noviembre, día de la elección presidencial.

Otro tema crucial es la deuda federal. Pese a que el déficit ha crecido desde que Obama asumió, no así el tamaño del gobierno. Cerca de 600 mil puestos estatales han sido clausurados durante su mandato, una de las principales razones por la cual el desempleo no se ha abatido más rápidamente.

Esto podría ayudarlo a promover su política de recorte presupuestal, pues después de Richard Nixon, Obama es el primer presidente que pudo recortar puestos de gobierno en sus primeros tres años de mandato.

Aunque ninguna de estas tendencias es exactamente un as que proviene de la manga de Obama, podrían beneficiarlo si sabe aprovecharlos.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí