Publicidad | Vea su anuncio aquí

España, resignada a pedir ayuda financiera

De Guindos

El ministro español de Economía, Luis de Guindos.

- The Associated Press

Reacciones España

FOTOS:  Reacciones al rescate bancario

Ver fotos
Desempleo España

FOTOS:  España con leve mejoría laboral

Ver fotos
Desempleo en España

FOTOS:  Desempleo y recesión en España

Ver fotos
Huelga en España

FOTOS:  Huelga no cambiará reforma laboral

Ver fotos
Crisis europa

FOTOS:  ¿Crisis en Europa? Sus líderes buscan calma

Ver fotos

Eurogrupo realizó teleconferencia sobre el tema de la banca


MADRID - El ministro español de Economía, Luis de Guindos, anunció el sábado que el Gobierno de España solicitará al Eurogrupo ayuda para su sistema financiero, que será otorgada "sin condicionalidad macroeconómica".

¿Qué opinas del rescate de la banca española? Participa en nuestros Foros.

El ministro de Economía además ha asegurado que habrá dinero "suficiente" para que las entidades cubran las necesidades de capital detectadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y para tener además un "margen significativo".

El rescate a los bancos de España podría alcanzar hasta 100 mil millones de euros (poco más de $125,000 millones) una vez que Madrid lo haya solicitado.

Reacciones ante rescate bancario de España

El viernes, el FMI cifró en unos 40,000 millones de euros las necesidades de capital de la banca española para afrontar escenarios de estrés y el ministro ha dicho hoy en rueda de prensa que es una cantidad "manejable".

Pero las entidades que no puedan conseguirlo por sí solas, podrán acudir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que será el que reciba una inyección de dinero europeo.

Es decir, el FROB actuará como agente intermediario del Gobierno y será el receptor final de los fondos europeos, un préstamo que elevará los niveles de deuda del país.

Todo ello, con el objetivo de tener entidades que puedan dar créditos a empresas y familias.

El Gobierno de España ya tenía previsto solicitar este sábado una ayuda europea para la reestructuración de la banca española, según indicaron a Efe fuentes diplomáticas tras la teleconferencia de ministros de Finanzas de la zona euro.

Rescate causa reacciones de EU

Al respecto el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, afirmó que EU apoya la acción de España para recapitalizar su sistema bancario y el compromiso por parte de Europa para darles el apoyo.

Así mismo dejó en claro que esta acción es una muestra de "pasos concretos en camino hacia la unión financiera", que dice es vital para la capacidad de rescate de la Eurozona.

Tres horas de conversaciones

La reunión de los ministros del Eurogrupo a través de vídeo-conferencia concluyó tras casi tres horas de conversaciones en las que se estudió establecer un tope de hasta 100,000 millones de euros (más de $125,000 millones) de ayuda europea para el sistema financiero español, informaron a Efe fuentes europeas.

La vídeo-conferencia de fue convocada por la presidencia del Eurogrupo para analizar las necesidades de capital de la banca española, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) cifró entre 40,000 millones y 60,000 millones de euros (es decir, entre $50,000 millones y $75,000 millones).

Las condiciones de la ayuda

En conferencia de prensa el ministro español de Economía, Luis de Guindos, destacó que el préstamo que recibirá el sistema financiero español solo tendrá condiciones para los bancos y no para la política económica del país, con lo que la ayuda no exigirá nuevos recortes, publicó Efe.

"Las condiciones se les van a imponer a los bancos, no a la sociedad española", destacó.

El ministro explicó que los detalles concretos serán conocidos en los próximos días, tras recordar que el Ejecutivo español ha contratado a dos auditoras internacionales independientes para que lleven a cabo una evaluación de la situación de las entidades financieras.

De Guindos insistió en que ese "apoyo financiero no tiene en absoluto que ver con un rescate".

La ayuda se canalizará a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), un organismo público que actuará como intermediario y receptor de los fondos europeos, que "inyectará en las entidades que lo requieran".

"Es un préstamo que hace Europa en condiciones extraordinariamente excepcionales", agregó De Guindos, quien estimó que el acuerdo aliviará las presiones de los mercados sobre España.

Consideró asimismo que facilitará que los bancos puedan volver a conceder crédito, condición indispensable para facilitar la recuperación económica del país, que atraviesa una etapa de crisis con la economía en recesión y el desempleo en la cifra récord del 24.4%, según la última encuesta de población activa.

"El acuerdo que tenemos sólo impone condiciones al sector bancario, no al resto de sectores de la economía española. Va a despejar las dudas sobre el sistema financiero español y va a favorecer la recuperación de la economía", resumió De Guindos.

A España le quedan otros frentes

España parecía abocada el sábado a tener que pedir una ayuda europea para sus bancos, lo que resolverá una gran parte de sus problemas aunque le quedarán algunos frentes abiertos, como la reducción de su déficit público, señalan los economistas citados por la Agencia France Press.

Hace sólo 10 días, el presidente del gobierno español Mariano Rajoy se mostraba categórico en una de sus escasas intervenciones ante la prensa: "no va a haber ningún rescate de la banca española".

Pero las cosas se aceleraron brutalmente en las últimas horas, bajo la presión de los mercados y de Europa, que parecen querer solucionar esta cuestión antes de las elecciones en Grecia, el 17 de junio, por miedo a un contagio.

"España, creo que tendrá que dejarse rescatar si el resto de los socios europeos lo quieren", considera Rafael Pampillón, profesor de Economía de la IE Business School de Madrid, citado por AFP.

"Creo que en esto el gobierno está de acuerdo, aunque no lo diga" y que "Rajoy va a aceptar el rescate porque sabe que eso nos favorece a todos, nos beneficia a todos", agrega.

"Hoy lo que se hará es una petición formal de apelación a la línea, y después se inicia el proceso, pero tiene que ser el gobierno español quien lo pida", dice también José Carlos Díez, economista jefe de la firma de corretaje Intermoney.

Y "desde que se solicita (el plan de rescate) hasta que se formaliza, pasa un tiempo: en Portugal, desde que se solicitó hasta que se formalizó el programa, pasaron casi dos meses", recuerda.

"Si España no logra dinero para sus bancos, en otoño será intervenida sin otro remedio", subraya el director del diario El Economista, Amador Ayora, en un editorial.

Los temas delicados

Pampillón señala otros problemas que seguirán pesando en la economía española. "El desequilibrio del mercado de la vivienda, hay muchas casas por vender y poca demanda" como consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008, recuerda.

Luego está "el tema del empleo que también tardará mucho en recuperarse" en un país con el desempleo más alto del mundo industrializado (24.44%).

La ayuda europea "hará rápidamente crecer la especulación sobre si el país tendrá que pedir un programa de rescate también para sus finanzas públicas", señala en un informe Ralph Solveen, analista de Commerzbank.

Precisamente, advierte Díez, "el objetivo del rescate debería ser eso", evitar un segundo plan. "Sería bueno hacerlo de una vez y que fuese realista desde principio", concluye.

Sería el cuarto país en pedir rescate

The Associated Press recuerda que si pide un rescate, España será el cuarto país que lo hace, tras Grecia, Irlanda y Portugal, desde que estalló la crisis de la deuda soberana hace dos años. Empero, los primeros tres países socorridos son pequeños y muchos temen que el rescate de España, la cuarta economía de Europa, pueda poner en peligro la totalidad del sistema del euro.

Las autoridades europeas se debaten entre dar a España fondos suficientes para hacer el rescate creíble, de producirse, y evitar la quiebra de la totalidad del sistema.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí