Publicidad | Vea su anuncio aquí

Standard & Poor's subió la calificación crediticia de Grecia

Grecia

S&P también recuerda que pese al canje de bonos la deuda de Grecia acabará 2012 por encima del 160% de su PIB.

- Getty Images

Huelga EspañaPortugalGrecia

FOTOS:  Jornada de protestas y huelgas en Europa

Ver fotos

Aún sigue siendo un "bono basura"


ATENAS - La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's subió este martes en seis escalones la calificación crediticia de Grecia hasta B- con perspectiva estable desde "impago selectivo".

¿Qué deberían hacer las autoridades griegas para mejorar su economía? ¡Opina!

La calificación de B- sigue estando en el terreno de las denominadas inversiones altamente especulativas, algo comúnmente conocido como "bono basura".

"La mejora refleja nuestra visión de la firme determinación de los Estados europeos de la Unión Económica y Monetaria para preservar a Grecia como miembro de la zona del euro", explicó S&P.

La agencia rebajó la nota de la deuda helena a principios de mes a "impago selectivo" después de que Atenas hiciera pública su oferta de recompra voluntaria de sus bonos y que se ha completado con éxito.

S&P ya aseguró en su día que una vez que se completase con éxito la operación, con la que Grecia podrá descontar de su deuda unos 21,100 millones de euros (poco más de $27,900 millones), revisaría la nota de los bonos griegos.

"Nuestros criterios definen la salida de un impago soberano como la finalización con éxito de una oferta de canje o recompra", explicó S&P.

"La perspectiva de la calificación a largo plazo es estable", debido al "compromiso del gobierno con un ajuste fiscal y estructural", agregó la agencia de calificación.

Aún así, recuerda que la vuelta a los mercados de la deuda griega para 2015, tal como planean los acreedores internacionales de la troika, no es segura debido a las numerosas "incertidumbres económicas" existentes.

S&P también recuerda que pese al canje de bonos la deuda de Grecia acabará 2012 por encima del 160% de su PIB.

La operación de recompra de los bonos se enmarcó dentro del plan para reducir la deuda pública helena, que se sitúa ahora en el 175% del PIB, hasta el 124% del PIB en 2020, y era una condición impuesta por el Eurogrupo para desembolsar un tramo de 34,400 millones de euros (cerca de $45,400 millones) del plan de rescate.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí