Publicidad | Vea su anuncio aquí

No elevar techo de deuda retrasaría beneficios a veteranos y del Seguro Social

Jack Lew

FOTOS:  ¿Quién es Jack Lew?

Ver fotos

Otra recesión estaría latente


El presidente Barack Obama advirtió este lunes que de no elevar lo antes posible el techo de la deuda de Estados Unidos se retrasarían los pagos de beneficios a los veteranos, beneficios al Seguro Social y se estaría en riesgo de una recesión.

¿Los desacuerdos bipartidistas provocarán que calificadoras vuelvan a bajar la nota de EEUU? ¡Opina!

Obama volvió a advertir que no perderá tiempo en negociar con los republicanos el elevar o no la deuda del país, y urgió al Congreso a actuar de forma "responsable" para así evitar una "herida autoinfligida a la economía".

Durante su última conferencia de prensa de su primer mandato, el presidente afirmó: "La simple idea de que esto ocurra, de que Estados Unidos no pague sus deudas es irresponsables. Es absurdo", apuntó Obama.

El endeudamiento de EEUU ha llegado a su límite de $16.4 billones de dólares, provocando que el gobierno esté en riesgo de quedarse sin medios para cumplir con sus obligaciones para el 1 de marzo, o antes. Los republicanos quieren recortes de gastos a cambio de elevar el techo de la deuda, publicó The Associated Press.

"El techo de la deuda no es una cuestión de autorizar más gastos...simplemente permite que el país pague los gastos para los que el Congreso ya se ha comprometido", agregó el mandatario, indicó EFE.

De acuerdo con Obama "los republicanos en el Congreso tienen dos opciones: pueden actuar de forma responsable y pagar sus cuentas, o pueden actuar de forma irresponsable", subrayó.

Por otra parte, Obama aseguró que la tarea de reducir el déficit no se consigue únicamente a través de recortes al gasto público, por lo que recomendó que el Congreso separe el debate sobre los dos temas.

El pacto fiscal que aprobó el Congreso a principios de mes, tras duros enfrentamientos con la Casa Blanca, renovó de forma permanente los recortes tributarios instituidos durante la presidencia de George W. Bush, pero postergó por dos meses las negociaciones para reducir el gasto público.

El saliente secretario del Tesoro de Estados Unidos, Tim Geithner, ya había notificado al Congreso a principios de mes de que su agencia iba a poner en marcha "medidas extraordinarias" para evitar una mora en las obligaciones del Gobierno.

Según observadores, el diálogo pendiente entre el Congreso y la Casa Blanca sobre el tope del techo de la deuda podría renovar la batalla política de agosto de 2011 que contribuyó a que, por primera vez en la historia, la agencia Standard & Poor's (S&P) degradase la calificación de la deuda estadounidense de AAA a AA+, mencionó EFE.

Los líderes republicanos del Congreso de Estados Unidos han dejado en claro que, en aras de la austeridad fiscal, continuarán exigiendo recortes al gasto público y que cualquier aumento en el techo de la deuda esté vínculo a los recortes fiscales.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí