Publicidad | Vea su anuncio aquí

FMI alienta a EEUU a resolver cuanto antes tema del techo de la deuda

Lagarde

"Debemos evitar la recaída, no es tiempo de relajación", aseguró este jueves Lagarde en su primera rueda de prensa del año.

- Getty Images

Economías desarrolladas

FOTOS:  Países más ricos atrasan el crecimiento

Ver fotos

El sector financiero debe estar regulado con normas que den certidumbre, dijo


WASHINGTON, D.C. - La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ve signos de mejoría en la economía global tras "evitar el colapso", pero alertó de los riesgos de una "relajación" ante los desafíos que aún enfrentan algunas economías, especialmente EEUU y Europa.

¿EEUU solucionará pronto el problema del techo de la deuda? ¡Opina!

"Debemos evitar la recaída, no es tiempo de relajación", aseguró este jueves Lagarde en su primera rueda de prensa del año, en la que comentó los principales desafíos económicos globales.

Aunque valoró las medidas adoptadas por las economías avanzadas para contener los riesgos económicos, criticó que muchas de ellas fueran tomadas "en el último momento".

"Reducir la incertidumbre será clave en las economías avanzadas para la salud de la economía global, dados los riegos de contagio ante la creciente interconexión financiera con las economías emergentes", dijo.

Lagarde subrayó que uno de los aspectos que más preocupan a la institución es el "debilitamiento" del impulso encaminado a fortalecer la regulación del sistema financiero internacional.

"Vemos un compromiso debilitado, vemos que algunas de las reformas planteadas se han diluido y los plazos retrasado, como en el caso de Basilea III", señaló.

Por ello, aseveró, "es importante que los reguladores resistan la acometida de la industria financiera".

"El sector financiero debe ser dinámico y estar regulado con normas que den certidumbre", remarcó.

En el ámbito del desempleo no se ven avances

Por otro lado, señaló que las economías avanzadas deben regresar a una senda de "estabilidad y sostenibilidad fiscal", especialmente a medio plazo, al indicar que el ajuste fiscal es "ineludible".

Citó expresamente el pacto en Estados Unidos sobre el "precipicio fiscal" alcanzado 'in extremis' a finales de año, y las negociaciones para la elevación del techo de deuda, que se prevén para los próximos dos meses.

Sobre Europa, también dio una de cal y otra de arena.

"Mucho se ha logrado en la Eurozona", dijo Lagarde, aunque aún se debe "avanzar en la unión bancaria, y los fondos de rescate europeos no están plenamente operativos".

Asimismo, reiteró las recomendaciones que desde diversos departamentos del Fondo se dirigen al Banco Central Europeo (BCE) para que mantenga su expansiva política monetaria como respaldo a la recuperación económica.

"Una mayor relajación de la política monetaria puede ser apropiada para apoyar la demanda" en la zona euro, afirmó Lagarde ante los periodistas en la sede del FMI en Washington.

Valoró también las recientes medidas de reforma estructurales adoptadas en España, Italia y Francia, como ejemplo de compromiso para estabilizar la economía europea.

"Europa está tomando decisiones, no está postergando la situación", afirmó Lagarde, exministra francesa de Finanzas.

Tras una crisis económica "sin paralelo", la directora del FMI aseguró que el objetivo de los líderes y autoridades es centrarse ahora en el "crecimiento económico real".

"Las políticas deben estar basadas en crecimiento real, que produzca trabajos; vemos mejoras en algunas áreas, pero en el ámbito del desempleo no se observan estos avances", lamentó al recordar que 2 de cada 5 desempleados tienen menos de 25 años de edad.

La rueda de prensa de la directora gerente del Fondo se produce a una semana de que el organismo internacional dé a conocer la actualización de su informe de "Perspectivas Económicas Globales", con sus nuevas previsiones.

En su informe paralelo que publica cada semestre, el Banco Mundial (BM) estimó esta semana que el producto interior bruto (PIB) mundial creció un 2.3% en 2012, 2 décimas menos de lo que había pronosticado en junio pasado.

Además, si en junio el organismo hermano del FMI anticipó que la economía mundial crecería un 3 % en 2013, en este último informe rebaja esa previsión al 2.4%.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí