Publicidad | Vea su anuncio aquí

Chipre, de la bonanza al rescate

Laiki

Durante estos días los clientes de Laiki hicieron fila afuera de los cajeros automáticos para retirar la mayor cantidad de sus cuentas.

- Getty Images

Le prestarán 10,000 millones de euros


Chipre, un país principalmente sostenido por el turismo, que forma parte de la eurozona y que recientemente se encontraba en el límite de caer en un colapso financiero, logró finalmente un acuerdo con sus socios de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional, para ser rescatado y así evitar caer en una bancarrota de su sistema bancario.

¿Consideras que Chipre podrá salir pronto de sus problemas financieros? ¡Opina!

El acuerdo al que se llegó contempla que la Troika (la Comisión Europa, el Banco Central Europeo y el FMI) le presten a Chipre 10,000 millones de euros (poco más de $13,000 millones) a cambio de confiscar parte de los depósitos bancarios más abultados para evitar una catástrofe en los bancos chipriotas.

Este acuerdo fue alcanzado a contra reloj, ya que el Banco Central Europeo había advertido que de no alcanzar un pacto, el BCE dejaría de prestar a los bancos.

De haberse concretado esto, los bancos de la isla seguramente no habrían podido abrir o se habrían desplomado rápidamente ante la gran afluencia de los clientes, además no se habría podido pagar salarios, los pagos hipotecarios y lo mismo ocurriría con los recibos de luz.

Pero eso no era todo, ya que también se corría el riesgo de que Chipre finalmente abandonara el euro, cuyas causas específicas son impensables, publicó The Associated Press.

¿Qué le pasó a Chipre?

A pesar de que Chipre tuvo varios años de bonanza, con un "largo período de alto crecimiento, bajo desempleo y finanzas públicas sanas" según el Fondo Monetario Internacional, la falta de orden en sus préstamos lo ha llevado a su situación actual.

De acuerdo con el FMI, durante su periodo de opulencia la isla desarrolló "vulnerabilidades", entre las que se encuentran muchos créditos a Grecia por parte de bancos chipriotas, un boom en el mercado inmobiliario y un rápido crecimiento del crédito.

En 2011, los activos y los préstamos de los bancos equivalían a un 835% del Producto Interno Bruto del país. De ellos el equivalente al 160% del PIB fueron en préstamos a prestatarios griegos que ahora se han transformado en pérdidas debido a la depresión que ha azotado a la economía griega, informó la BBC.

¿En qué consiste el nuevo plan?

"No es que hayamos ganado la batalla, sino que realmente hemos evitado una desastrosa salida de la eurozona", dijo en Bruselas el ministro de Hacienda Michalis Sarris.

Y aunque estas catastróficas consecuencias pudieron evitarse, eso no detuvo que la confianza internacional de Chipre se haya ido en picada.

Conforme al nuevo plan, la mayor parte de los fondos será recaudada con la confiscación de parte de las cuentas más acaudaladas, y el resto de aumentos fiscales y privatizaciones.

Laiki, el segundo banco del país, será reorganizado y todos los tenedores de bonos y los poseedores de cuentas con más de 100,000 euros (más de $129 mil) sufrirán cuantiosas pérdidas. El banco será disuelto inmediatamente y transformado en un banco malo con los depósitos sin garantía real y los tóxicos, mientras que los depósitos con garantía serán transferidos al mayor banco del país, el Banco de Chipre.

En el banco de Chipre, los depósitos asegurados mayores de 100,000 euros (más de $129 mil) serán congelados hasta que sea establecida una quita obligatoria. El dinero de esos depósitos será transformado a la postre en acciones del banco. El ministro de Hacienda alemán Wolfgang Schaeuble cree que un poco más del 50% de los ahorros en el Banco de Chipre serán cambiados por acciones.

Empero, no está claro el monto del dinero que perderán los mayores depositantes del Banco Laiki, aunque los ministros de hacienda de la eurozona esperan que sean unos 4,200 millones de dólares. Los analistas calcularon que los inversionistas podrían perder hasta el 40% de su dinero.

El plan acordado el lunes no necesita la aprobación del Parlamento chipriota porque las pérdidas forman parte de la reestructuración del sector bancario de la isla, conforme a la ley aprobada la semana pasada, y no en forma de impuesto.

Para consolidar la economía de Chipre, el tamaño de su sector bancario -equivalente al 80% del producto bruto interno, de unos 18,000 millones de dólares- debe ser reducido drásticamente, dijo Jeroen Dijsselbloem, que preside la reunión de ministros de hacienda de la eurozona.

Rusia en desacuerdo

En Moscú, el primer ministro ruso Dmitry Medvedev criticó el acuerdo con Chipre y afirmó que es un robo.

Moscú ha seguido con preocupación la crisis financiera chipriota porque los ciudadanos rusos tienen hasta 20,000 millones de euros (26,000 millones de dólares) en los bancos de Chipre.

Empero, el ministro de hacienda alemán Schaeuble rechazó la noción que el acuerdo sea una derrota de la solidaridad europea.

"Chipre sufre una grave crisis, necesita ayuda; Chipre está recibiendo esa ayuda", indicó. "Europa la mostrado su solidaridad, Europa sigue mostrando su solidaridad, pero la ayuda solamente tiene sentido y es solamente responsable cuando supera las causas que llevaron a dicha crisis".

Insistió que el acuerdo es "el mejor medio posible para que Chipre pueda salir de la crisis ... aunque no es una manera cómoda" de hacerlo.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí