Publicidad

Reducir el impacto de catástrofes, un reto para las empresas

Catástrofes

Las pérdidas ocasionadas por catástrofes en los últimos 13 años ascienden a 2.5 mil millones de dólares a nivel mundial, afirman.

- Getty Images

Pérdidas mundiales han ascendido a 2.5 mil millones de dólares


MÉXICO - Si bien las pérdidas ocasionadas por catástrofes en los últimos 13 años ascienden a 2.5 mil millones de dólares a nivel mundial, las empresas aún presentan deficiencias para atender este tipo de situaciones, pues afecta a las corporaciones y a las economías locales.

¿En tu negocio cuentan con algún tipo de seguro contra desastres? ¡Opina!

El especialista de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Andrew Maskrey, aseguró que contar con un plan contra siniestros es fundamental para una compañía, pues un incidente de este tipo puede destruir hasta, por ejemplo, 80% de la inversión realizada en la región del Caribe.

Además, abundó, una situación de esta naturaleza afecta no sólo a las empresas sino también a las economías locales, debido a las pérdidas de fuentes de trabajo y la desaparición de pequeñas y medianas empresas, porque poseen más limitaciones en cuanto a recursos.

Iniciativa privada y autoridades deben trabajar en conjunto

En este sentido, destacó la necesidad de que la iniciativa privada y las autoridades trabajen de forma conjunta para administrar los riesgos y aminorar los efectos que los siniestros puedan provocar a las diferentes industrias que operan en los países.

Para el director de Servicios a Agencias Internacionales de Desarrollo de PricewaterhouseCoopers (PwC), Jorge Alfredo Fernández, las empresas pequeñas más vulnerables de países en desarrollo no tienen la capacidad de fortalecer por sí solas su gestión del riesgo y la resiliencia general de la cadena de suministro.

Ante ello, apuntó, las compañías globales necesitan considerar los riesgos que comparten con los proveedores, como las Pymes, especialmente en economías en desarrollo, para aminorar los efectos de este tipo de incidentes.

De acuerdo con el informe "Del riesgo compartido a un valor compartido: Un argumento empresarial a favor de la reducción del riesgo de desastres", a pesar de que existen buenas prácticas por parte de los corporativos, el nivel de conocimiento y la habilidad para administrar los riesgos en las cadenas locales de suministro es deficiente.

"El sector privado está presenciando cada vez mayores impactos indirectos de desastres que han amplificado las pérdidas globales a través del incremento de los precios de los artículos de consumo, la alteración de la cadena de suministro, la desarticulación de la fuerza laboral, el deterioro de los activos y la pérdida o deterioro de la infraestructura", indica el documento.

Maskerey resaltó que la gestión del riesgo de desastres es una oportunidad de negocios, en respuesta a los cambios climáticos extremos, la rápida urbanización y la creciente exposición al riesgo de desastres.

Mencionó como ejemplo Indonesia, que tras el tsunami, diversos hoteles cobraron una prima extra a sus clientes por contar con instalaciones a prueba de este fenómeno, lo que repercutió en la ocupación y rentabilidad.

Publicidad

Publicidad