Zona euro sale de la recesión más grave de su historia

Euro

En el conjunto de la Unión Europea, el crecimiento económico fue como en la eurozona de un 0.3% en los primeros tres meses del año.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Datos de Alemania y Francia impulsan el crecimiento


BRUSELAS - La zona del euro ha salido técnicamente de la recesión más grave de su historia, que ha durado año y medio, impulsada por unos datos mejores de lo esperado en Alemania y Francia, que permiten al bloque cerrar el segundo trimestre con un crecimiento del 0.3%.

¿La zona del euro seguirá creciento en próximos meses? ¡Opina!

Las cifras, fruto de un cálculo adelantado y publicadas hoy por la oficina estadística comunitaria, Eurostat, van en todo caso en la línea de las últimas previsiones económicas de la Comisión Europea, que ya auguraban una recuperación gradual del crecimiento en el segundo trimestre del año.

El crecimiento, según Bruselas, debería ganar cierto impulso en 2014.

"Una recuperación sostenida está ahora a nuestro alcance", aseguró hoy el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, quien recalcó que para lograrlo habrá que, añadió: "Preservar en todos los frentes nuestra respuesta a la crisis".

"Mantener el ritmo de la reforma económica, recuperar el control sobre nuestra montaña de deuda, tanto pública como privada, y construir los pilares de una verdadera economía y de una unión monetaria sin lagunas, donde los banqueros irresponsables o elaboradores de políticas miopes no pueden prosperar", señaló como los retos.

Aún hay "obstáculos importantes por superar"

Según el comisario, "todavía hay obstáculos importantes por superar: las cifras de crecimiento siguen siendo bajas y las señales de crecimiento siguen siendo frágiles", al tiempo que las cifras globales ocultan las diferencias entre países.

"España y Grecia todavía tienen tasas de desempleo inaceptablemente elevadas, en especial para los jóvenes, lo que ha generado riesgos reales de una generación perdida", sostuvo.

La economía española se mantuvo en negativo entre abril y junio con una caída del 0.1%, pero registró una mejora con respecto a los dos trimestres anteriores en los que el PIB se contrajo un 0.5% y un 0.8%.

Además de España, siguieron en recesión en el segundo trimestre al menos otros cinco países de la UE -no hay datos disponibles aún de todos-, entre los que figuran Italia (con una caída del 0.2%), Holanda (-0.2%), Suecia (-0.1%), Bulgaria (-0.1%) y Chipre (-1.4%).

De los países rescatados, Portugal registró un crecimiento del 1.1% en el segundo trimestre, el mayor de toda la eurozona, mientras que Eurostat no dispone de información sobre Grecia ni Irlanda.

El empuje llegó fundamentalmente de Alemania y Francia, las dos mayores potencias económicas del euro.

La mejora de la economía alemana entre abril y junio de este año, del 0.7%, es llamativa porque se produce tras haberse mantenido sin cambios en el trimestre precedente y haber registrado una caída del 0.5% en los últimos tres meses de 2012.

La francesa también presentó una mejora de siete décimas con respecto a los dos trimestres precedentes, en los que experimentó una bajada del 0.2%.

Fuera del área de la moneda única, el Reino Unido registró un crecimiento del 0.6%, frente al del 0.3% del primer trimestre.

En el conjunto de la Unión Europea, el crecimiento económico fue como en la eurozona de un 0.3% en los primeros tres meses del año.

Estas cifras contrastan con las bajadas del PIB registradas en el primer trimestre tanto en la zona euro (0.3%) como en toda la Unión (0.1%).

En comparación con el mismo periodo del año pasado, el PIB presentó una caída del 0.7% en la eurozona y del 0.2% en la UE, después de haber tenido retrocesos interanuales del 1.1% y del 0.7%, respectivamente, en el primer trimestre.

Los datos siguen la senda pronosticada en mayo por la CE, que consideró que el PIB se situará este año en el -0.4% en la eurozona y en el 0.1% en la UE, y llegará al 1.2 y al 1.4%, respectivamente, en 2014.

Bruselas alertó entonces de que la demanda interna sigue limitada por una serie de obstáculos que son consecuencia habitual de las crisis financieras profundas y aseguró que será la demanda externa la principal impulsora del crecimiento este año.

La mejora de la economía comunitaria se acerca a la evolución registrada por Estados Unidos (un crecimiento del 0.4% en el segundo trimestre del año), pero aún queda a tres décimas del 0.6% de Japón.

Las positivas cifras de crecimiento económico se suman al avance de la producción industrial en junio, del 0.7% en la zona euro y del 0.9% en la UE; y a la mejora del Indicador del Sentimiento Económico en julio, que subió 1.2 puntos en la zona del euro y 2.4 puntos en los Veintiocho.