Obama pide 'no apagar el Gobierno ni la economía'

Barack Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

- Getty Images

'El impago tendría profundo efecto desestabilizador en la economía mundial'

El presidente de EEUU, Barack Obama, urgió el viernes a la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, a actuar "responsablemente" y aprobar una ley presupuestaria que evite el cierre parcial del Gobierno a partir del próximo martes.

Ese cierre "afectará a gente real" y muchos ciudadanos, entre ellos los militares, no recibirán sus salarios "a tiempo", denunció Obama en una comparecencia en la Casa Blanca transmitido por varias cadenas de televisión.

¿Sabes qué efectos traería esto para ti? Opina.

El mandatario llamó a los legisladores a no exigir que se cumplan el cien por ciento de sus peticiones, sino que les pidió ceder pues “así es como funcionan las democracias” y pidió “no quemar la casa”.

No elevar el techo de la deuda devolvería a Estados Unidos a la recesión económica, sostuvo Obama, además de que sostuvo que no elevar el límite de la deuda sería mucho más peligroso que un cierre del gobierno, pues los efectos serían no solo a nivel nacional.

La agencia Efe recuerda que el Senado aprobó este viernes un proyecto de ley que permitiría evitar el cierre parcial del Gobierno federal a partir del próximo martes, pero esa medida debe volver ahora a la cámara baja, que podría no aprobarlo. 

Por otro lado, el mandatario de Estados Unidos dijo que el intercambio en la ley de salud se llevará a cabo aunque se produzca el cierre del gobierno.

Sin dinero a los soldados

En tanto, el "cierre" del Gobierno, que podría ocurrir el martes, dejaría a los soldados estadounidenses en todo el mundo sin pago de sus salarios, aunque seguirían desplegados.

Según indicó el Pentágono, los responsables del Departamento de Defensa se están preparando para reducir en lo posible el impacto de la falta de fondos, cuando comience el nuevo año fiscal el 1 de octubre, debido a los desacuerdos en el Congreso, apunta Efe.

"El personal militar no será pagado hasta que el Congreso no ponga a disposición los fondos necesarios para compensarles por el servicio prestado", indicó el Pentágono.

Del mismo modo, los empleados civiles contratados para labores de importancia por el Departamento de Defensa seguirán trabajando pero sin que sus nóminas sean abonadas, mientras que el resto se quedará en casa.

Según el Pentágono, la falta de fondos no afectará a sus operaciones en Afganistán o en el dispositivo frente a Siria, en caso de que EEUU tuviera que optar por una acción militar, algo que parece no obstante descartado por el momento.

El interventor del Departamento de Defensa, Robert Hale, confió en que el Congreso pueda conseguir un acuerdo presupuestario este fin de semana, aunque dijo que se deben preparar para una eventualidad que se agravaría si se prolonga, ya que perjudicaría seriamente a contratos privados de desarrollo militar.

Alrededor de 1.4 millones de personas están incluidas como personal militar en activo, que solo recibirían su paga de manera retroactiva cuando el conflicto se solucionara.

De los alrededor de 800 mil civiles en nómina del Departamento de Defensa, la mitad (unos 400 mil) no recibirán sus pagas y no irán a trabajar.

Para estos empleados civiles este "cierre" del gobierno se sumaría a la reducción de jornadas derivada de los recortes automáticos aplicados desde la primavera pasada, algo que para Hale es "un nuevo golpe a la moral", y que "afecta a su productividad".

"A falta de presupuesto, solo se podrán autorizar gastos para actividades de protección de vidas y propiedades privadas", detalló Hale, algo que incluiría acciones bélicas, misiones de operaciones especiales o servicios de emergencia.

Habló con presidente de Irán

En la misma comparecencia, el presidente estadounidense afirmó que sostuvo un encuentro telefónico con el mandatario iraní Hassan Rohani, lo que constituye la primera e histórica comunicación directa entre líderes de ambas naciones desde la Revolución islámica de 1979, recuerda la AFP.

"Hace unos minutos, hablé por teléfono con el presidente Rohani de la República islámica de Irán. Hablamos sobre los esfuerzos en curso para alcanzar un acuerdo sobre el programa nuclear iraní", dijo Obama.