EEUU, frente al dilema del impago

Departamento del Tesoro

Departamento del Tesoro.

- Getty Images

No sería el fin del mundo… ¿o sí?


Si para el 17 de octubre aún no hubiera un acuerdo sobre el techo de la deuda, no sería el fin del mundo para Washington. Por lo menos no de manera inmediata. El país podría mantener todo bajo control durante aproximadamente un mes, pero ¿y después?

“El presidente está arriesgándose a un impago al no tener una conversación con nosotros”, dijo el fin de semana pasado Kohn Boehner, el presidente de la Cámara de Representantes, en entrevista con This Week de ABC, según lo que publica la web CNN Expansión.

¿Habrá acuerdo definitivo antes del 17 de octubre? Opina en nuestros Foros.

Es difícil –prosigue el medio—tratar de saber con certeza qué podría ocurrir si Estados Unidos no eleva a tiempo el techo de la deuda, pues nunca antes ha sucedido. El Congreso ha votado con éxito un total de 73 veces para aumentar el techo de la deuda, creado en 1917.

Sin embargo, ahora, con la deuda acercándose al insostenible nivel de 17 billones de dólares y un Partido Republicano fragmentado, las cosas podrían ser diferentes.

En caso de que llegara el 17 de octubre, El Tesoro posee unos 30,000 millones de dólares en su “cuenta corriente”, informa CNN Expansión, fondos que podría utilizar priorizando las “cosas más importantes” y dejando algunas para después. Pero ¿quién puede decidir qué es más importante? El Tesoro no puede hacerlo.

Los intereses pagados a quienes tienen Bonos del Tesoro podrían ser lo que la administración juzgaría como prioritario por sobre todos los demás. Aunque esto podría ser poco ético, si se pone por encima en importancia en el pago de los cheques de seguridad social de los adultos mayores, se evitaría que EEUU incumpliera con el pago de sus títulos.

Técnicamente, la administración Obama estaría en impago justo en el momento que retrase el pago a cualquiera de sus acreedores, así sea algún ciudadano que no reciba su cheque del seguro social o la República Popular de China, por ejemplo, al no recibir sus intereses sobre su reserva de bonos del Tesoro estadounidenses.

Si EEUU incumple un pago de intereses, o más, lo que se teme es que el Gobierno no pueda emitir más deuda a tasas razonables. Esa es una de las grandes preocupaciones de la administración de Obama, pues tiene que reemplazar continuamente o “reinvertir” los bonos que se acercan al vencimiento cada mes, o de lo contrario se arriesgaría a ahogarse en deuda.

CNN Expansión subraya, además, que esto se vuelve más grave ya que lamayor parte de los bonos del Tesoro que hoy en día están en circulación tienen muy cortos plazos de vencimiento, lo cual implica que el gobierno debe devolver el dinero que tomó presado más temprano que tarde.

Sin embargo, si EEUU incumple un pago de bonos, no necesariamente sería el fin del mundo. En 1979, en medio de otro enfrentamiento por el límite de la deuda, el Tesoro incumplió “por accidente” el pago de una parte de su déficit. Esto significó que el gobierno se vio obligado a pagar más intereses de lo que normalmente habría pagado.