Wall Street abre con fuertes alzas y el Dow Jones sube un 1.20%

Dow Jones

Las buenas cifras se deben al optimismo que ha generado el inicio de los contactos entre la Casa Blanca y los republicanos para romper el atasco.

- Getty Images

Franco optimismo

Wall Street abrió con fuertes subidas y el Dow Jones ganaba el 1.20 por ciento, ante el optimismo que ha generado el inicio de los contactos entre la Casa Blanca y los republicanos para romper el atasco político en EEUU.

Media hora después del inicio de la sesión, ese índice ganaba 177.86 puntos y se situaba en 14,980.84, mientras que el selectivo S&P 500 aumentaba un 1.31 por ciento (21.74 unidades) hasta llegar a 1,678.14.

Las ganancias eran aún mayores en el índice compuesto del mercado Nasdaq, que progresaba un 1.60 por ciento (58.92 puntos) y se colocaba en las 3,736.70 gracias a la progresión de los principales valores tecnológicos.

¿Se resolverá pronto el atasco político en EEUU? Opina en nuestros Foros.

El ambiente en el parqué era de franco optimismo, con la reunión prevista para este jueves entre la Casa Blanca y los líderes republicanos de la Cámara de Representantes, la primera desde que intenta solucionar el atasco político que ha cerrado parcialmente la Administración federal desde hace más de una semana y amenaza con una suspensión de pagos.

En estas circunstancias, el fuerte aumento de las solicitudes semanales de subsidios de desempleo en Estados Unidos (debido en parte precisamente a la parálisis parcial de la Administración), no tuvo incidencia en el ánimo de los inversores.

Las mayores ganancias eran Nike (2.55%), American Express (2.44%) y Boeing (2.23%), mientras que entre los pocos valores que registraban descensos destacaba el de la petrolera Chevron (-1.32%).

Entre los valores tecnológicos que cotizan en el Nasdaq, Facebook se disparaba un 3.70%, Amazon un 2.27% y Yahoo! un 1.61%, a la vez que Apple y Google lograban incrementos moderados.

En otros mercados, el petróleo de Texas revertía el inicio negativo de la jornada y pasaba a subir levemente hasta los 101,70 dólares por barril, mientras que el oro seguía bajando y se situaba en 1,299.80 dólares la onza.

La rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años seguía progresando y se colocaba en el 2.716%, a la vez que el euro perdía ligeramente terreno frente al dólar y se cambiaba a 1.3518 dólares.