Obama y republicanos, aún sin acuerdo

Casa Blanca

La Casa Blanca.

- Getty Images

Consideran necesario seguir dialogando


El presidente de EEUU, Barack Obama, y el líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, John Boehner, acordaron el viernes seguir dialogando pero siguen sin llegar a un acuerdo para reabrir la Administración federal y evitar una suspensión de pagos mediante el aumento del techo de la deuda.

Obama y Boehner, presidente de la Cámara baja, hablaron por teléfono, tuvieron una "buena conversación" y coincidieron en la necesidad de "seguir dialogando", según indicó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en su rueda de prensa diaria, informó la agencia Efe.

¿Habrá acuerdo pronto? Opina en nuestros Foros.

"Necesitamos dejar de usar (la amenaza) de la suspensión de pagos como arma en las negociaciones", reiteró Carney.

"Estamos en mejor posición que hace una semana", pero "no hay acuerdo" todavía constató el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, que calificó las conversaciones de "constructivas", citó por su parte la Agencia France Press.

El presidente cree que "no podemos permitir que una facción de un partido", en referencia al sector más conservador de los republicanos, "use la amenaza de la suspensión de pagos para obtener concesiones", continuó la cita Efe.

El portavoz no quiso entrar en detalles sobre las diversas propuestas acerca de las que está dialogando la Casa Blanca con los republicanos y comentó que elevar, aunque sea temporalmente, el techo de la deuda y reabrir la Administración "es lo mínimo que el Congreso podría hacer".

Según Carney, Obama tiene "algunas preocupaciones" sobre las propuestas planteadas por los republicanos para poner fin a esta crisis presupuestaria.

El plan de los republicanos

Los republicanos de la Cámara de Representantes entregaron a la Casa Blanca un plan que incluye elevar el techo de la deuda por seis semanas, hasta el 20 de noviembre, y la reapertura de la Administración durante la próxima semana.

No obstante, ese plan incluye la exigencia de recortes de gastos en algunos programas sociales, entre ellos el Medicare para ancianos y jubilados.

Esta propuesta republicana para elevar el techo de la deuda por seis semanas sería votada esta misma tarde o el fin de semana en la Cámara baja, de acuerdo con CNN y The Washington Post.

Mientras, la oferta en la que están trabajando los republicanos en el Senado contempla la reapertura de la Administración federal, parcialmente paralizada desde hace 11 días cumplidos el viernes por falta de fondos, y un aumento del techo de la deuda por tres meses, hasta final de año.

Fue la exigencia de los republicanos de la Cámara de Representantes de vincular la aprobación de los fondos para el nuevo año fiscal a un retraso en la aplicación de la reforma sanitaria promulgada en 2010 lo que llevó a esta situación de cierre de la Administración.

Crece la preocupación

La situación va preocupando cada día más a medida que se acerca la amenaza de la suspensión de pagos a la que se vería obligado EEUU si no se aumenta el techo de la deuda, que se alcanzará el próximo jueves, 17 de octubre.

"Estamos obviamente en un mejor lugar que hace unos días", dijo hoy Carney con respecto a los avances en las negociaciones entre la Casa Blanca y los republicanos.

El Tesoro advirtió contra un cese de pagos inédito que podría llevar a la primera economía mundial a entrar en default, algo sin precedentes y que podría tener consecuencias catastróficas para la economía mundial, acota la AFP.

Obama también recibió este viernes en la Casa Blanca a los senadores republicanos, más flexibles que sus colegas de partido en la Cámara de Representantes, donde son mayoría, bajo presión de los ultraconservadores del Tea Party.

Optimismo

"Estoy alentado por la actitud del presidente", dijo el senador republicano John McCain. "¿Hubo un avance determinante? No. Pero puedo decir que esta discusión fue un ejercicio muy útil. Lamento que no haya tenido lugar hace unas semanas", afirmó.

"Me siento optimista con respecto a los días venideros", dijo otro senador del partido, Mike Johanns, mientras que su colega, Jeff Flake, expresó que aunque "ciertamente no hay un acuerdo", fue una "buena reunión".

"Estamos en camino de resolver este problema", aseguró otro senador republicano, Bob Corker, juzgando improbable una salida de la crisis este fin de semana.

La reanudación del diálogo, tras días de bloqueo y de declaraciones intransigentes, continuó provocando la esperanza en Wall Street, donde el Dow Jones cerró este viernes con un alza del 0.73 por ciento, tras una sesión eufórica la víspera, cuando se filtraron las primeras informaciones sobre una posible solución al problema.

La opinión pública, del lado de Obama

Los republicanos sienten la presión toda vez que la opinión pública se ha puesto mayoritariamente del lado del presidente.

Un sondeo de NBC/Wall Street Journal mostró que el 53% de los estadounidenses estima que los republicanos son los responsables de la parálisis del gobierno federal, contra 31% que acusa al presidente Obama, unas cifras negativas a un año de elecciones legislativas, informó la AFP.

Harry Reid, jefe de los demócratas en el Senado, que dominan, rechazó este viernes la idea de elevar el techo de la deuda unas pocas semanas, reticente ante la perspectiva de una nueva crisis poco antes de las fiestas de fin de año.