La Casa Blanca rechaza la propuesta de los Representantes para subir el techo de la deuda

Posiciones encontradas a horas de un posible cese de pagos por EE.UU.

Congreso no se pone de acuerdo

Congress has no agreement yet

Los republicanos de la Cámara preparan ley que demócratas del Senado no aprobarían. ...

Republicans in the House are preparing a bill that would not be passed by Democrats in ...

Temp. Season 2013 | 10/15/13 | 01:23  | TV-PG
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Noticiero Univision Noticiero Univision

Congreso no se pone de acuerdo

Congress has no agreement yet

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Los republicanos de la Cámara preparan ley que demócratas del Senado no aprobarían. Quedan 48 horas para un posible default.
10/15/13 | 01:23 Disponible hasta 10/15/13
Univision

Rechazan condiciones de Cámara de Representantes

La oficina de la Cámara de Representantes anunció que esta noche se votará el nuevo plan de Boehner para poner fin al cierre del gobierno y elevar el límite de deuda.

"La Cámara votará hoy a reabrir el gobierno y evitar el default", dijo el portavoz de Boehner Michael Steel.

¿Qué opinas de esta noticia? Participa en nuestro Foro

Por su parte, el líder de la minoría Nancy Pelosi (demócrata por California), dijo a principios de la tarde del martes que Boehner tendría que aprobar la ley con todos los votos republicanos.

A dos días de que el país entre en zona de riesgo de default, esta mañana, la Casa Blanca rechazó un plan de los republicanos de la Cámara de Representantes con condiciones para subir el límite legal de endeudamiento de EEUU debido a que es un intento de complacer a la ultraderecha del partido, sostuvo la Presidencia.

"El presidente (Barack Obama) dijo y reiteró que los miembros del Congreso no deben pedir rescate para asumir sus responsabilidades fundamentales de aprobar un presupuesto y pagar las deudas del país", explicó una portavoz de la Presidencia, Amy Brundage, luego de que trascendieran las condiciones exigidas por la oposición.

Según informa la agencia de noticias AFP, la Presidencia acusó a los dirigentes republicanos que controlan la Cámara de elaborar esta propuesta "para complacer a un pequeño número de republicanos del (ultraconservador) Tea Party, los mismos que determinaron la parálisis del Estado" con cierre de servicios públicos desde el 1 de octubre.

"Los demócratas y los republicanos del Senado trabajan para poner fin, de buena fe (...) a las crisis artificiales que ya perjudicaron a los estadounidenses", señaló.

El acuerdo del Senado

Más temprano, los líderes del Senado se acercaban a un acuerdo para reanudar las operaciones del gobierno y evitar una mora en el pago de la deuda soberana de Estados Unidos.

De acuerdo a la agencia de noticias AP, el líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Harry Reid, y el líder de los republicanos Mitch McConnell podrían convenir un acuerdo el martes, dos días antes de la fecha en la que el Departamento del Tesoro dice que se agotará la capacidad de tomar préstamos.

Aunque han sido pocos los detalles que han trascendido del texto que se considera en el Senado, el diario The Washington Post adelantó que éste también prorrogaría la financiación federal hasta el 15 de enero, un periodo que permitiría a ambos partidos sentarse a negociar sobre los presupuestos y la reducción del déficit a largo plazo, algo que se les ha resistido durante más de cuatro años.

Para ello se crearía un comité presupuestario bicameral que debería presentar sus resultados antes del 13 de diciembre, según la propuesta que está elaborándose en la Cámara alta.

El pacto de emergencia permitiría que el Tesoro tome préstamos normalmente hasta comienzos o mediados de febrero, superando la crisis que ha socavado la confianza en la economía y ha resultado fatal para la imagen del Partido Republicano.

El Congreso tendría hasta mediados de enero para afinar una estrategia fiscal y de gasto que sustituya a los recortes automáticos, que comenzaron a ejecutarse en marzo de este año y que desencadenarán una segunda ronda de reducción del gasto a comienzos de 2014.

Según la ley presupuestaria actual, los recortes automáticos rebajarían las asignaciones presupuestarias previstas en $19 mil millones hasta los $967 mil millones para el ejercicio fiscal.

Los demócratas han intentado sustituir los recortes automáticos con ahorros mejor distribuidos y compaginarlos con un aumento de los ingresos fiscales, mientras que algunos republicanos quieren que se mantengan los recortes, siempre que recaigan con más peso sobre el gasto social.

Republicanos sin acuerdo para impulsar su propio plan

Mientras tanto los líderes republicanos en la Cámara de Representantes se movilizaron con el fin de contrarrestar un plan que está surgiendo en el Senado para reabrir el gobierno e impedir una mora en los pagos de Estados Unidos.

Los republicanos dieron a conocer un plan que rechazaría un nuevo impuesto a los dispositivos médicos y retiraría los subsidios federales de los legisladores a los gastos médicos, además de financiar al gobierno hasta el 15 de enero y darle al Tesoro la capacidad de pedir dinero prestado normalmente hasta el 7 de febrero.

El proyecto de los republicanos, que será sometido a voto mañana, está inspirado en el que propuso la senadora republicana Susan Collins la semana pasada en la cámara alta, y que fue rechazado por los demócratas al entender que no debe haber concesiones adicionales, como la que se refiere a la legislación sanitaria, por el hecho de mantener la financiación de la Administración.

El presidente de la Cámara baja, el republicano John Boehner, dijo a periodistas tras una larga reunión con miembros de su partido que no habían llegado aún a un acuerdo para impulsar un plan cuyos detalles trascendieron poco antes y que fue rechazado de inmediato por la Casa Blanca.

"No hemos tomado ninguna decisión sobre qué haremos exactamente", afirmó Boehner, quien se comprometió no obstante a "trabajar" con los representantes de ambos signos políticos para "intentar encontrar una forma de avanzar hoy".

Según fuentes del partido citadas por la cadena CNN, Boehner no ha logrado reunir los votos suficientes para llevar a cabo esta tarde una votación sobre el plan, como estaba previsto.

No obstante, aún es posible que los líderes republicanos recaben en las próximas horas los apoyos necesarios para garantizar el respaldo al plan y poder votarlo.

"Estamos tratando de encontrar una salida que sea bipartidista y que permita seguir proporcionando justicia a los estadounidenses bajo (la reforma sanitaria) 'Obamacare'", señaló Boehner y admitió que hay "muchas opiniones" dentro de su partido.