Los mexicanos pagarán nuevos impuestos para 2014

Senado México

El Congreso mexicano aprobó el jueves la Ley de Ingresos para 2014, con lo cual queda consolidada la primera parte de la reforma fiscal.

- Notimex

Congreso mexicano avaló Ley de Ingresos, base de la Reforma Fiscal


El Congreso mexicano aprobó el jueves la Ley de Ingresos para 2014, con lo cual queda consolidada la primera parte de la reforma fiscal propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 8 de septiembre.

La Ley de Ingresos, que fue aprobada en el Senado con 71 votos a favor, 45 en contra y dos abstenciones, incluye una serie de reformas a diversos impuestos que fueron cuestionadas por el conservador Partido Acción Nacional (PAN), algunos grupos de izquierda y prácticamente todo el sector empresarial, informa la agencia Efe.

¿Qué significa?

La versión digital del periódico mexicano Reforma indica que lo que todo esto significa es que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) pasa del 11 al 16 por ciento en las regiones fronterizas. El 16% será aplicado a mascotas, sus alimentos, goma de mascar y transporte terrestre foráneo, que hoy es tasa 0.

¿Qué opinas de los nuevos impuestos en México? Participa en nuestros Foros.

Por otro lado, el Impuesto Sobre la Renta (ISR) será de 10% a ingresos por dividendos de las empresas, 10% a la venta de acciones, las empresas tendrán la posibilidad de deducir 53 por ciento de prestaciones a los trabajadores, cuando hoy aún aplica al 100 por ciento.

Las personas podrán deducir hasta 92 mil pesos (poco más de siete mil dólares) o el 10% de su ingreso, lo que resulte menor.

La tasa máxima para personas físicas sube del 32 al 35 por ciento para ingresos mayores a tres millones de pesos al año (229,300 dólares).

Las grandes empresas podrán diferir hasta por tres años el pago del ISR bajo el nuevo esquema.

Desaparecen impuestos conocidos como el IETU y el IDE.

Aparece ahora el Impuesto Especial a Producción (IEPS), que será de un peso por litro (0-07 dólares) en bebidas endulzadas.

Será de ocho por ciento en alimentos con 275 kilocalorías por 100 gramos o más, es decir, la llamada “comida chatarra”.

En el rubro de Derechos, Reforma precisa que se aplicará el 7.5 a los ingresos de compañías mineras, así como el 0.5 por ciento a producción de metales preciosos.

La forma de tributar también ha cambiado. Será obligatorio usar el buzón tributario, donde se harán llegar incluso avisos de embargos.

Es de carácter obligatorio llevar contabilidad en línea.

Se rompe el secreto fiscal para deudores, además de que se posibilita al deudor autocorregirse en plena auditoría del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Ingresos contemplados

La agencia Efe detalla que el dictamen aprobado contempla ingresos por 4.46 billones de pesos (342,578 millones de dólares), de los cuales el 60.6 por ciento corresponde a los ingresos directos recaudados por el Gobierno federal y el resto a las aportaciones de empresas y organismos públicos.

La ley incluye un déficit fiscal de 1.5% del PIB, aunque los senadores apoyaron el ajuste realizado por los diputados sobre la proyección del tipo de cambio de 12.6 a 12.9 pesos por dólar, en tanto que el precio de petróleo se ajustó de 81 a 85 dólares por barril.

La recaudación federal para repartir entre los estados y municipios se ajustó para quedar en 2.29 billones de pesos (175,000 millones de dólares).

La renta petrolera

La nueva ley propone que en el tercer trimestre se revisen los ingresos de la renta petrolera para "valorar la posibilidad" de disponer de recursos hasta por 3,000 millones de pesos (230 millones de dólares) para financiar proyectos de ciencia y tecnología.

La Ley de Ingresos fue aprobada con los votos de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), una parte del de la Revolución Democrática (PRD) y el Verde Ecologista de México (PVEM).

"Un voto en favor de esta Ley de Ingresos significa sacrificar el crecimiento económico de México para satisfacer el apetito recaudatorio de un Gobierno insaciable", sostuvo a su vez el senador Ernesto Cordero, exsecretario de Hacienda, del PAN.

El coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado, advirtió que el Gobierno ha solicitado un endeudamiento de 780,000 millones de pesos (59,815 millones de dólares) que no ha explicado "en qué se van a utilizar"

El texto de la Ley de Ingresos fue devuelto a los diputados, los cuales avalaron las modificaciones con 279 votos en favor, 136 en contra y ocho abstenciones, en un debate de apenas 40 minutos.

El documento final contempla ingresos inferiores en 12,729 millones de pesos (976 millones de dólares) a la iniciativa original de Peña Nieto.

Además, los legisladores aprobaron un endeudamiento de 610,820 millones de pesos (47,000 millones de dólares).

Peña Nieto celebró la aprobación

Por la noche, el presidente Peña Nieto celebró la aprobación de las medidas fiscales en una serie de mensajes en la red Twitter. "Mi mayor reconocimiento al Congreso de la Unión por la aprobación de la Reforma Hacendaria y de la Ley de Ingresos de la Federación 2014", dijo.

"Gracias a su responsabilidad, México tendrá finanzas públicas más sólidas, para financiar la Pensión Universal y el Seguro de Desempleo", afirmó.

Finalmente, aseguró que "los recursos adicionales acelerarán el crecimiento del país, ya que se invertirán en ciencia y tecnología, en educación e infraestructura".