Fuerza hispana mueve a ciudad millonaria de EEUU

Hispanos

La mayoría de los empleos en los 33 hoteles y los casi 300 restaurantes de Newport Beach están acupados por latinos.

- Getty Images


Entre los BMW, Mercedes Benz, Porsche y Ferrari que transitan por las calles de esta suntuosa ciudad, una de las más ricas del país, Bernardo Rodríguez se abre paso en una bicicleta que va dejando un rechinido en cada pedaleada.

Opina acerca de esta noticia en los Foros de Univision

Como todos los días, este inmigrante mexicano de 52 años recorre las cuatro millas desde el departamento que renta en Costa Mesa hasta su trabajo en Wilma's Patio, un restaurante en la avenida Marine de Balboa Island, donde los yates de celebridades y millonarios dejan claro que aquí pocos se preocupan por el saldo en su tarjeta de débito.

"Pues es que sería imposible pagar una renta aquí. En Costa Mesa yo pago $500 dólares por una recámara, aquí no tengo idea cuanto sea la renta, no quiero ni imaginarlo", comenta Bernardo.

Aquí las casas están valuadas en más de $1 millón de dólares y casi la tercera parte de sus 86 mil habitantes gana más de $200 mil dólares al año, por eso no es casualidad que aquí opere el concesionario más grande del mundo de Mercedes Benz.

Desde hace cuatro años Bernardo trabaja preparando los alimentos para el chef del restaurante y así mantener a su familia que hace 17 años dejó en la Ciudad de México.

En la cocina, dice, todos son latinos, quienes al igual que él viajan de otras ciudades vecinas para trabajar en hoteles, restaurantes, en la jardinería, en el mantenimiento y construcción de casas, limpiando albercas y barcos.

"Si no fuera por los latinos, quién sabe cómo le harían estas ciudades", dice mientras se seca el sudor de la frente de tanta pedaleada.

La población latina de Newport Beach es de poco más de 6 mil personas, que representa el 7.2% de la totalidad de habitantes, según datos de la Oficina del Censo, sin embargo a solo 10 millas al norte por la Autopista 55 está la vecina ciudad de Santa Ana, donde viven más de 250 mil latinos. También está cerca Anaheim con 177 mil latinos, Costa Mesa con otros 39 mil y Huntington Beach con 32 mil.

Los empleos en los 33 hoteles y los casi 300 restaurantes de Newport Beach, así como los trabajos de mantenimiento en casas y barcos, están ocupados en su mayoría por latinos.

"En estos trabajos no vas a ver casi gabachos, ni negros, ni asiáticos, bueno, en la construcción hay más gabachos, pero pues son los meros meros... La mayoría de los que trabajamos en el jardín, en la obra, las sirvientas, en los restaurantes, casi todos son paisanos, somos los que sacamos el jale para que todo quede así, bien bonito", dice David Campos mientras riega el jardín de una de las hermosas residencias de Harbor Island.

Hace siete años emigró del poblado Casimiro Castillo, en Jalisco, México, para trabajar directamente como jardinero en Newport Beach.

"Aquí me va bien, gano $100 dólares al día, dicen que aquí en Newport es donde mejor pagan", dice David, quien tiene 26 años de edad.

"Todos podemos si le echamos ganas"

Adalberto Ramírez también es jardinero, pero además plomero, nació hace 39 años en Puebla, pero desde 1989 vive en Estados Unidos.

Hace apenas ocho meses un cliente que tenía en Anaheim se mudó a Newport Beach, por lo que desde entonces visita esta ciudad para trabajar.

"Yo veo que aquí, como en otras ciudades así de ricas, los que andamos en la calle trabajando somos latinos, la fuerza laboral latina es muy fuerte, en la construcción, en los restaurantes, en los hoteles, si no fuera por nosotros este trabajo no se haría", opina Adalberto, acompañado de su hija de 11 años.

"Los latinos son los que mueven la economía, obviamente porque los americanos son los que nos dan trabajo, si no fuera por ellos pues tampoco tendríamos trabajo, y pues pagan bien, especialmente en esta ciudad, yo creo que pagan hasta un 25% más que en ciudades como Santa Ana", agrega.

Adalberto también es aficionado a los automóviles, por eso también le gusta trabajar en Newport Beach, porque aquí no se trata de simples Volkswagen, Chevrolet o Dodge, sino de los Porsche, McLaren, Jaguar o los coleccionables europeos.

"Uno se emociona al ver esos carros, al igual que mi hija cuando ve estas casa