Maduro ordena ocupación de cadena de tiendas

Nicolás Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

- Getty Images

Por elevar los precios de los artículos


El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el viernes la "ocupación" por parte del gobierno de una cadena de tiendas de electrodomésticos acusada de elevar los precios de sus artículos, los mismos que serán vendidos "a precio justo".

"He ordenado la ocupación de esa red de tiendas y sacar los productos a la venta del pueblo a precio justo, que no quede nada en los anaqueles, que no quede nada en los almacenes", dijo Maduro durante un acto público en el estado de Anzoátegui (oeste), informa la Agencia France Press.

¿Qué opinas de esta medida por parte del presidente venezolano? Participa en nuestros Foros.

La ocupación de estas tiendas de la cadena Daka se dio en el marco de las medidas ordenadas el pasado miércoles por el presidente para combatir -según el gobierno- una "guerra económica" que sería organizada por la oposición y el sector privado con presuntos vínculos con grupos de ultraderecha de Estados Unidos y Colombia.

Los gerentes están detenidos

El presidente detalló que los gerentes de las tiendas "ya están detenidos" y que sus propietarios "tendrán que pagar por este robo al pueblo".

Este viernes, inspectores del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso de Bienes y Servicios (Indepabis) hicieron una revisión de tiendas de Daka en la que habrían encontrado que electrodomésticos importados superaban los precios autorizados.

Esta cadena, según el gobierno, tiene acceso a dólares con el cambio oficial de 6,30 bolívares pero sus precios eran muy superiores al pasarlos a la moneda nacional. En Venezuela rige un control cambiario que ha generado un mercado negro en el que el dólar supera en más de ocho veces la tasa oficial.

"El porcentaje de sobreprecio (...) de sobrefacturación, de robo, llega a 1.000% de los precios de los productos", añadió.

Daka es una cadena que vende todo tipo de electrodomésticos y cuenta con dos tiendas en Caracas y otras tres en el interior del país.

Contra la especulación

En Venezuela, que importa gran parte de los alimentos, productos y enseres que consume, es común que los precios de los comercios varíen de una semana a otra en función de los valores del dólar en el mercado negro.

Maduro anunció el pasado miércoles un paquete de medidas económicas para combatir la especulación de precios, regular las importaciones y controlar la asignación de dólares a precio oficial.

Este país sudamericano, que cuenta con las mayores reservas petroleras del mundo, es golpeado por una severa crisis económica con una inflación anualizada que en octubre cerró en 54.3%.

Inflación galopante

The Associated Press subraya que Venezuela enfrenta una inflación galopante y dificultades graves de abastecimiento de algunos alimentos y productos básicos como el papel higiénico, que incluso han sido reconocidas por el Banco Central de Venezuela. Este registró un índice de escasez en octubre de 22.4 por ciento, una de las tasas más altas que se ha alcanzado desde que se comenzó a difundir el indicador en 1990.

En octubre, Venezuela registró una inflación de 5.1% y en los últimos 12 meses lleva un acumulado de 54.3%, una de las tasas más altas en más de una década, de acuerdo a cifras oficiales.

En los primeros 10 meses del año se ha acumulado una tasa de 45.8%, 32.4 puntos porcentuales más que los registrado entre enero y octubre del año pasado.

El mandatario venezolano prometió intensificar sus esfuerzos para fiscalizar las empresas y sancionar a aquellos empresarios que especulan con los precios de los productos y las divisas, según él, para desestabilizar su gobierno.

Los dirigentes empresariales han rechazado esos señalamientos y han planteado que las fallas en el abastecimiento son consecuencia de la reducción de la entrega de las divisas oficiales, que han afectado la importación de materias primas, equipos y repuestos, así como por las distorsiones generadas por una década de controles de precios y de cambio que han hecho caer la producción.

Venezuela mantiene desde febrero de 2003 un control sobre los precios y sobre el tipo de cambio. La tasa oficial de cambio es de 6.30 bolívares por dólar, pero en el mercado paralelo el dólar se cotiza cerca de nueve veces más.

Venezuela cerró el año pasado con una inflación de 20.1%.