El sueño americano está 'en riesgo' por la desigualdad en EEUU

Barack Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

- Getty Images

El principal desafío que enfrenta el país

El presidente Barack Obama advirtió que el "sueño americano está en riesgo" debido a la creciente desigualdad económica en el país, y criticó el "déficit de oportunidades" que sufren los ciudadanos.

¿Qué opinas de este discurso de Obama? Participa en nuestros Foros.

En un discurso en el progresista Center for American Progress de la capital estadounidense, Obama subrayó que "las tendencias combinadas de creciente desigualdad y decreciente movilidad suponen una amenaza fundamental para el sueño americano", informó la agencia Efe.

El mandatario puso cifras a esta desigualdad de ingresos que ha registrado EEUU en los últimas décadas.

"Desde 1979, cuando acabé la escuela secundaria, nuestra productividad se ha incrementado en más de un 90 por ciento, pero el ingreso de la familia media ha subido menos de un ocho por ciento. El 10% con más ingresos ya no se lleva un tercio del total, ahora concentran la mitad", dijo Obama.

Asimismo, lamentó que la movilidad social "sea menor" que en otros países ricos como Canadá, Francia y Alemania, y que los niveles de desigualdad de ingresos sean comparables "a los de Jamaica y Argentina".

Por eso, insistió en que la disparidad de ingresos y la creciente brecha económica suponen el "principal desafío" que enfrenta Estados Unidos en el presente.

"Aunque no podemos prometer igualdad de ingresos, sí tenemos que garantizar igualdad de oportunidades", afirmó Obama, quien aprovechó la ocasión para defender la reforma sanitaria e instar al legislativo a que eleve el salario mínimo, actualmente en 7.25 dólares, como medidas destinadas a aliviar la presión sobre las clases menos favorecidas.

Popularidad en picada

El mandatario, que en las últimas semanas ha visto cómo se hundía su popularidad debido a los problemas del lanzamiento de la web de la reforma sanitaria, insistió en que, una vez en pleno funcionamiento, la nueva legislación permitirá reducir notablemente los costes médicos.

"En los tres años desde que aprobamos la ley, el número de estadounidenses con seguro se ha elevado, el ritmo de crecimiento de los precios ha bajado a su nivel más bajo en 50 años, y millones de estadounidenses han conseguido el derecho a acceder al cuidado preventivo gratuito", señaló.

Criticó, una vez más, la inacción del Congreso y a los republicanos por incidir más en la necesidad de reducir los déficit fiscales que en los problemas que encaran los ciudadanos de a pie.

"El implacable y creciente déficit de oportunidades es una amenaza mayor que nuestro déficit fiscal en contracción", remarcó Obama, apuntando a uno de los principales caballos de batalla para la oposición republicana, que critica el exceso de endeudamiento federal.

Además, el mandatario señaló que las diferencias de oportunidades en EEUU "no son tanto de raza, como de clase", citó Efe.

"Debemos avanzar más allá de la falsa noción de que esto es una cuestión exclusiva de las minorías", agregó.

No obstante, al poco de concluir su discurso, la oposición republicana salió rápidamente al paso e insistió en sus críticas a las políticas "fallidas" de Obama.

"El sueño americano está ciertamente ahora más en dudas que hace unas décadas, pero después de cinco años en el cargo, el presidente Obama no puede culpar a otro más que a sí mismo", señaló el republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, en un comunicado.

Luchas en el Congreso

Boehner apuntó, como una de las causas de los problemas del país, el hecho de que Obama "promueve más gobierno en lugar de más libertad".

Esta lucha entre republicanos y demócratas en el Congreso, que el pasado octubre obligó al cierre parcial de la Administración federal y colocó al país al borde de la suspensión de pagos, volverá a revivir en las próximas semanas.

La razón es que se acerca el nuevo plazo acordado por ambos partidos para alcanzar un pacto presupuestario antes de mediados de enero.

Discurso de gran calado social

De acuerdo a la web de El País, este discurso de Obama, pronunciado en uno de los barrios más depauperados de Washington, es de gran calado social.

Obama también hizo referencia al papa Francisco, quien en su primer gran documento describió una iglesia católica que quiere transformar para acercarla a los fieles en un mundo donde triunfa “una economía que mata” por medio de la exclusión y la inequidad.

El discurso de casi 50 minutos terminó con un dato duro: más de la mitad de los estadounidenses sufrirá la pobreza en algún momento de su vida. Pero lo contrastó con una nota de optimismo, diciendo que el futuro luce más radiante que el pasado de la nación y que por delante vienen grandes días para Estados Unidos.