El Congreso de EEUU logra un pacto presupuestario clave para evitar otra crisis

Republicanos y demócratas llegan a un acuerdo para evitar cierre de gobierno

Republicanos y demócratas llegan a un acuerdo

Republicans and Democrats reach agreement

El proyecto de ley cuenta con el apoyo del presidente Obama, no se aumentaran los impue...

The bill has the support of President Obama, taxes will not increase but may affect une...

Temp. Season 2013 | Epi. Ep. 131211 | 12/11/13 | 02:54  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Despierta América Despierta América

Republicanos y demócratas llegan a un acuerdo

Republicans and Democrats reach agreement

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
El proyecto de ley cuenta con el apoyo del presidente Obama, no se aumentaran los impuestos pero podría afectar los beneficios de desempleados.
Ep. 131211 | 12/11/13 | 02:54 Disponible hasta 12/11/13
Univision

Aún debe ser ratificado en ambas cámaras


Congresistas republicanos y demócratas anunciaron en EEUU un pacto presupuestario bipartidista, el primero en años, que prevé reducir el déficit y evitar un nuevo cierre de la Administración federal como el de octubre, y que fue bien acogido por el presidente Barack Obama.

Por su parte, los republicanos de la Cámara de Representantes respaldaron el miércoles el acuerdo presupuestario alcanzado con mucho trabajo, el cual ha sido promocionado como una forma de estabilizar los erráticos esfuerzos fiscales del Congreso, evitar otro cierre del gobierno y acallar algo del rencor partidista que ha dañado las actitudes de los estadounidenses hacia sus legisladores, acotó The Associated Press.

¿Este acuerdo te parece un buen inicio para evitar futuras crisis fiscales?

"(El acuerdo) tiene mucho de elogiable", dijo un congresista republicano, John Fleming de Louisiana, al salir de una reunión a puertas cerradas.

En una buena noticia para los líderes republicanos de la cámara baja, el representante Jeff Miller, de la Florida, dijo que la mayoría de los miembros de su partido respaldarían ese acuerdo alcanzado por Paul Ryan, republicano por Wisconsin y presidente de la Comisión de Presupuesto, y la senadora demócrata Patty Murray. La Casa Blanca también lo elogió.

'En la dirección correcta'

La Cámara de Representantes tiene pensado someterlo a votación a fines de esta semana antes de que el viernes declare un receso por lo que resta del año.

Efe apunta que el simple hecho de que sea un acuerdo bipartidista es un "buen primer paso", como dijo el propio Obama, tras las sucesivas crisis presupuestarias que ha vivido el país desde que los republicanos se hicieron con el control de la Cámara de Representantes a fines de 2010.

Además, el acuerdo establece un compromiso fiscal de largo plazo, para los próximos dos años, algo muy necesario para dar estabilidad a la economía.

El legislador republicano Paul Ryan y la senadora demócrata Patty Murray, que lideraron las negociaciones presupuestarias en las últimas semanas, anunciaron en una conferencia de prensa los detalles.

El acuerdo "es un paso en la dirección correcta" y reducirá el déficit público actual en unos 23 mil millones de dólares "sin aumentar los impuestos", destacó Ryan, que fue candidato republicano a la vicepresidencia el año pasado.

De una crisis a otra

Murray, por su parte, recordó que el país ha saltado de una crisis presupuestaria a otra en los últimos años por la falta de consenso en el Congreso y "esa incertidumbre ha sido devastadora" para la recuperación económica.

"Hemos roto el partidismo y la parálisis, y alcanzado un compromiso presupuestario bipartidista que evitará un cierre del Gobierno en enero", enfatizó la senadora, de acuerdo a la cita de Efe.

El acuerdo establece un nivel de gasto de aproximadamente 1 billón de dólares para el año fiscal 2014 y garantiza que la Administración federal tendrá fondos para seguir operando a partir del 15 de enero, cuando se agota la financiación temporal que se aprobó en octubre.

De ser aprobado, se restaurarán hasta 2015 unos 63,000 millones de dólares de los recortes automáticos del gasto público, conocidos como "secuestro", que entraron en vigor en marzo pasado para reducir el déficit.

Las compensaciones

Esos recortes, valorados en más de 85,000 millones de dólares para este año 2013 y en 1.2 billones de dólares durante la próxima década, afectaron a muchos programas sociales del Gobierno y en particular al presupuesto del Pentágono.

El alivio de esos recortes se compensará con otras reducciones de gastos por 85,000 millones de dólares en la próxima década y con un aumento de los ingresos que se logrará, entre otras medidas, con un incremento de los aportes que los empleados federales hacen a sus planes de jubilación.

En un comunicado, Obama resaltó que con este acuerdo "el pueblo estadounidense no debería tener que soportar el dolor de otro cierre del Gobierno" como el ocurrido en octubre, que se prolongó durante más de dos semanas y causó unas pérdidas de 1,500 millones de dólares diarios a la economía.

Este pacto "no incluye todo lo que me gustaría", admitió Obama, pero "es una buena señal de que los demócratas y republicanos en el Congreso fueron capaces de unirse".

"Quiero hacer un llamamiento a los miembros de ambos partidos en el Congreso para que den el siguiente paso y aprueben un presupuesto con base en este acuerdo", pidió el mandatario.

En la misma línea, Ryan pidió a los sectores más conservadores de su partido que voten a favor de este acuerdo.

Una veintena de líderes conservadores, entre ellos miembros del movimiento derechista Tea Party, divulgaron hoy una declaración en la que se oponen a cualquier acuerdo que eleve los niveles del gasto público.

El senador republicano Marco Rubio (Florida) anunció de inmediato su oposición al acuerdo presentado por Ryan y Murray, y argumentó que los estadounidenses "se merecen algo mejor", dijo Efe.

¿Sin soluciones a largo plazo?

A pesar de todo, informa The Associated Press, algunos liberales y conservadores no se mostraron tan optimistas, ya que el nuevo pacto no soluciona problemas fiscales y de gasto a largo plazo, e ignora las prestaciones por desempleo que van a expirar.

El senador Rand Paul, republicano por Kentucky y posible candidato presidencial en 2016, anunció su oposición bajo el argumento de que "deshacer esta modesta restricción en el gasto por decenas de miles de millones de dólares es vergonzoso y debe uno oponerse a ella".

Los demócratas en la cámara baja tampoco mostraron entusiasmo.

"Permanezcan a la expectativa", afirmó Nancy Pelosi, demócrata por California y líder de la minoría de su partido en ese cuerpo legislativo, cuando se le preguntó si los demócratas respaldarán ese proyecto de ley.