Fed inicia el retiro del plan de estímulo económico en Estados Unidos

Fed

La última reunión del año de la Reserva Federal (Fed).

- Getty Images

La última reunión del año


La Reserva Federal (Fed) de EEUU zanjó las especulaciones sobre el inicio de la retirada del estímulo monetario a la economía del país con una rebaja de 10,000 millones de dólares en el volumen de su programa mensual de compra de bonos a partir de enero.

La Fed esperó hasta la última reunión del año de su Comité de Mercado Abierto, órgano que dirige la política monetaria del país, para dar un giro a su expansiva política de estímulo e iniciar una salida gradual, en un claro signo de mejora de las perspectivas en la primera economía mundial, informó la agencia Efe.

"A la luz del progreso hacia el pleno empleo y la mejoría del panorama en las condiciones del mercado laboral, el comité decidió reducir modestamente el ritmo de sus compras de activos", afirmó el comunicado de la Reserva Federal.

En concreto, el propio presidente del banco central, Ben Bernanke, justificó la decisión, que reduce la compra mensual de bonos de los 85,000 millones actuales a 75,000 millones, por el "acumulado progreso" en el mercado laboral.

Asimismo, Bernanke, en su última conferencia de prensa en el cargo que dejará a finales de enero, consideró "modesto" el monto de 10,000 millones y señaló que otros "moderados pasos" se podrían dar a lo largo de 2014.

No obstante, aprovechó la ocasión para negar que EEUU haya comenzado el ajuste de su política monetaria, algo que comentó se producirá con la subida de tipos, que no se espera hasta 2015.

'No es un ajuste'

"Esto no tiene la intención de ser un ajuste (...) Aunque estamos ralentizando la compra de bonos un poco, esperamos que el total del balance sigue siendo grande. Esperamos mantener los tipos de interés bajos por mucho tiempo", aseguró Bernanke.

Con el objetivo de revitalizar la economía tras el estallido de la crisis, los tipos de interés de referencia llevan a niveles excepcionalmente bajos desde 2008 entre el 0 % y el 0.25 %.

La Fed reiteró que se mantendrán así hasta que la tasa de desempleo, actualmente en el 7 %, no baje del 6.5 % y la inflación no rebase la meta del dos por ciento.

Entusiasmo en los mercados

Los mercados reaccionaron con entusiasmo ante el anuncio y Wall Street se disparó con el Dow Jones de Industriales marcando un nuevo máximo histórico, con una subida del 1.84 %.

Efe subraya que, más que por el comienzo del fin de la época del dinero barato, la euforia de los mercados responde a que consideran que la Fed ve consolidarse la recuperación económica en Estados Unidos.

En la última actualización de sus proyecciones, el banco central revisó al alza sus cálculos: prevé ahora que el producto interior bruto (PIB) para este año crecerá entre un 2.2 % y un 2.3 %, comparado con la previsión de entre el 2 % y el 2.3 % que hizo en septiembre.

Pronostica, además, que concluirá el año con un desempleo de entre el 7 % al 7.1 %, frente a la estimación previa del 7.1 % y el 7.3 %.

Bernanke, sin embargo, reconoció los temores de que la inflación en EEUU sigue siendo demasiado baja, con un 1.2 % en la tasa interanual de noviembre, pero manifestó que "varios indicadores" hacen presagiar un repunte de los precios.

También volvió a repetir que la política monetaria no es la "panacea" e insistió en la importancia de la política fiscal para reencaminar a EEUU hacia la senda del crecimiento.

Por ello, valoró positivamente el reciente acuerdo presupuestario alcanzado en el Congreso entre republicanos y demócratas, que permitirá eludir la amenaza de otra crisis fiscal como la de comienzos de octubre, la cual obligó al cierre parcial de la Administración federal por 16 días.

"Es una buena cosa que hayan decidido trabajar de manera cooperativa y estén realizando algunos progresos", afirmó ante los periodistas en la sede de la Reserva Federal en Washington.

Bernanke todavía actuará como presidente de la Fed en la primera reunión de 2014, el 29 y el 30 enero, un día antes de que presumiblemente sea relevado por la actual vicepresidenta, Janet Yellen, que esta semana deberá ser ratificada por el Senado.

En otro parte informativo, Efe recordó que Bernanke dejará la Fed el próximo 31 de enero, y se espera que sea relevado por su actual "número dos", Janet Yellen, cuyo voto de ratificación en el Senado está previsto para este jueves.

No obstante, todavía queda una reunión de la Fed prevista para finales de enero, la última que presidirá Bernanke, pero en la que no habrá rueda de prensa.