Mascotas: artículos de lujo en México

Mascotas

Con el comienzo de 2014 llegaron también nuevos impuestos a México, como el 16 % que se cobrará en alimentos procesados para mascotas.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Nueva ley de impuestos en vigor con el nuevo año


Con el comienzo de este 2014, ahora en México tener una mascota se volvió todo un lujo, como resultado del aumento al Impuesto al Valor Agregado (IVA) en el precio de sus alimentos.

La versión digital del periódico mexicano Milenio detalla que el Congreso de la Unión aprobó la propuesta enviada desde la Presidencia del país, por medio de la cual se aplicará el 16 % de IVA en los alimentos de las mascotas con el objetivo de aumentar los ingresos tributarios.

Esto significa el fin a la tasa del cero por ciento que prevé la ley del Impuesto al Valor Agregado sobre la enajenación de alimentos procesados para perros, gatos y pequeñas especies, pues se trata de alimentos que evidentemente no están destinados al consumo humano.

¿Qué te parecen estas nuevas disposiciones en México? Opina en nuestros Foros.

Además, dice Milenio, quienes adquieren estos alimentos reflejan capacidad contributiva; se trata de manifestaciones de riqueza que deben ser gravadas.

Según datos disponibles por el medio, Milenio sostiene que las ventas de alimentos procesados para animales en México llegan a más de 2,200 millones de dólares, lo que convierte al país en el décimo mayor mercado de todo el mundo dentro del segmento de alimentos procesados para mascotas, de acuerdo a Euromonitor International, que ubica a EEUU como el mayor mercado, con un gasto anual promedio de 20,000 millones de dólares.

La Asociación Mexicana de Productores de Alimentos para Mascotas (AMEPA), considera que en México hay 14 millones de perros y gatos en casas mexicanas, contra otros 13 millones de animales que no tienen un hogar.

La AMEPA indica que alrededor del 50 por ciento de los hogares mexicanos tienen un animal de compañía, contemplando a familias de todos los estratos socioeconómicos y no solamente ricos. La nueva regulación derivaría en el uso de las sobras como comida para mascotas.