Cerca de 15 millones de latinas en EEUU viven al borde de la pobreza

Mujeres

Las mujeres conforman dos terceras partes de los trabajadores que ganan salario mínimo en Estados Unidos.

- Getty Images

Sólo un incidente las separa de la ruina económica, como la enfermedad de un hijo o la falta de un sueldo.


Cerca de 15 millones de latinas viven en la pobreza en EEUU y bastaría un solo incidente para sumirlas en la ruina económica, por lo que la mayoría apoya recibir beneficios tales como más días de enfermedad y horarios flexibles, según un informe difundido el domingo.

El “The Shriver Report: A Woman’s Nations Pushes Back from the Brink” retrata la alarmante realidad de que, pese a avances, una de cada tres mujeres en Estados Unidos vive en la pobreza o está al borde de ella.

En total, son 42 millones de mujeres en esa condición, entre éstas cerca de 15 millones de latinas, y 28 millones de niños que de ellas dependen.

Sólo un incidente las separa de la ruina económica, como la enfermedad de un hijo, la falta de un sueldo, o la avería de su coche, según el informe de 400 páginas realizado en colaboración con el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP).

Aunque sus problemas no alcanzan el nivel de marginación de mujeres en otros países –las mujeres conforman dos terceras partes de los pobres y analfabetos en el mundo–, éstos perjudican su estabilidad financiera.

La realidad es otra

El informe coincide con el debate sobre la desigualdad social en un país donde se vende la idea de que las mujeres, que son la mitad de la fuerza laboral, “lo pueden tener todo” pero la realidad es que “trabajan duro… hacen de todo y aún así no prosperan, y eso es un lastre para la economía”, señaló la autora y periodista Maria Shriver, miembro de la dinastía Kennedy.

“Nos gustaría tener una sociedad en la que la gente sienta que puede equilibrar la familia con sus aspiraciones profesionales y educativas. Para demasiadas mujeres en Estados Unidos, y entre las latinas y las afroamericanas en particular, este no es el caso”, dijo a La Opinión John Halpin, un analista del CAP.

Las mujeres conforman dos terceras partes de los trabajadores que ganan salario mínimo en Estados Unidos y se calcula que hasta un 70% de ellos no tiene ni un día de enfermedad pagado, indicó el documento.

Según una encuesta bipartidista incluida en el informe, el 93% de las latinas consideró “muy útil” que las empresas dieran hasta diez días de enfermedad con goce de sueldo, y el 59% opinó lo mismo sobre el acceso a guarderías en los sitios de trabajo.
El 69% apoyó más oportunidades para trabajar desde casa y un horario más flexible, según el sondeo de 3,500 personas, entre éstas 501 latinas.

Famosas dan la cara

El informe, que estará acompañado de diversos eventos esta semana, es parte de un amplio proyecto que recopila ideas de decenas de ensayistas académicos, activistas, líderes del Congreso y figuras como la actriz Eva Longoria, la exsecretaria de Estado y posible candidata presidencial para 2016, Hillary Clinton, y la cantante Beyoncé.

Clinton subrayó que las mujeres “no son víctimas” sino “agentes de cambio, promotoras del progreso, creadoras de la paz, y lo único que necesitamos es una oportunidad para la lucha”.

El análisis, el tercero de una serie lanzada en los últimos cinco años, no se queda en quejas, puesto que recomienda un amplio abanico de medidas para remediar el lento avance de las mujeres, incluyendo políticas públicas y programas comunitarios.

Encuesta entre latinas:

   o- El 45% dijo tener ingresos familiares inferiores a los $40,000.
   o- El 59% cree que no podría vivir sin un segundo ingreso.
   o- El 53% ha recibido algún tipo de asistencia pública.

Pero son optimistas: el 74% cree que su situación financiera mejorará en los próximos cinco años.

El 49% opinó que debió abandonar pronto una mala relación de pareja, y el 46% hubiese pospuesto el matrimonio y el tener hijos, o tener menos hijos.

El 62% cree en mejorar sus vidas con “cambios significativos”.
El 76% cree que el gobierno debe “usar sus recursos para ayudar a los niños y madres a tener éxito sin importar su estatus familiar”.

Entre el 44% y el 81% favorece medidas para la igualdad salarial, protecciones contra la discriminación, un aumento del salario mínimo, más ayuda para cuidado de niños, licencia con sueldo para cuidar de enfermos y más acceso a la educación universitaria.