Nestlé, Pepsico y Cisco invertirán en México

Peña Nieto en Davos

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto en Davos.

- Getty Images

Anuncio en plena cumbre de Davos


Las compañías Nestlé, Pepsico y Cisco Systems anunciaron el viernes formalmente en Davos, Suiza, una inversión global de 7,350 millones de dólares en México para los próximos años.

Según el anuncio oficial de las compañías en un hotel de Davos, la empresa norteamericana de bebidas Pepsico invertirá 5,000 millones de dólares, el grupo suizo de alimentación Nestlé 1,000 millones y la estadounidense de sistemas informáticos Cisco Systems 1,350 millones, detalló la Agencia France Press.

Dos nuevas plantas

Concretamente, con su nueva inversión, Nestlé construirá dos nuevas fábricas, una en Ocotlán, en el estado de Jalisco, y otra en Silao, Guanajuato. También ampliará su fábrica de cereales en Lagos de Moreno, en Jalisco.

¿A qué se deben estas inversiones en México? Opina en nuestros Foros.

Cisco aumentará sus servicios de mantenimiento de equipos, y Pepsico habló de invertir en innovación, infraestructuras y agricultura.

El anuncio fue hecho en presencia del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, que ha defendido en Davos su agenda reformista y la apertura de la economía mexicana.

También se dio la firma de un memorando de entendimiento entre Petróleos Mexicanos (PEMEX) y la rusa Lukoil.

México, atractivo mercado

Notimex precisó que de acuerdo con PepsiCo, México es uno de los mercados más atractivos de América Latina, al poseer una creciente clase media y numerosas oportunidades para el crecimiento económico a largo plazo, detalló por su parte Notimex.

La CEO de PepsiCo, Indra Nooyi, dio a conocer que las inversiones que han hecho para reforzar la posición de la firma en mercados clave de todo el mundo impulsan su éxito y posicionamiento, para conseguir un crecimiento sostenible a largo plazo.

"Las marcas de PepsiCo han sido disfrutadas por los consumidores mexicanos durante más de un siglo y vemos grandes oportunidades para ampliar aún más nuestro negocio de alimentos y bebidas", afirmó la presidenta de la empresa en un comunicado.

Rousseff también invita a invertir en Brasil

Por su parte, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, invitó a la élite mundial reunida en Davos a invertir en su país, desplegando un amplio programa de expansión económica espoleado por una clase media creciente, detalla la AFP.

En un discurso especial pronunciado en el Foro Económico Mundial, la mandataria detalló una vasta "estrategia a largo plazo centrada en inversión, educación y productividad".

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó precisamente el pasado octubre que para aumentar su crecimiento en torno a un 3.5 % del PIB, Brasil "debe abrirse a la inversión, en particular en las infraestructuras, y aumentar su productividad".

Lanzando una invitación a la inversión, Rousseff presentó como uno de los principales incentivos el propio mercado interno brasileño, en aumento gracias a la incorporación de 42 millones de personas a la clase media en la última década.

Para la dirigente, el éxito de los planes económicos de Brasil en los años venideros "estará asociado a las alianzas con inversores de Brasil y todo el mundo".

Llamado sobre la visión del cambio climático

Por otro lado, la lucha contra el cambio climático, que requiere una acción concertada e inmediata, se debe afrontar como una oportunidad empresarial, concluyeron los expertos reunidos en el Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza.

"Hay que dejar de mencionarlo como un problema y más como una oportunidad. Llamaría más la atención de la comunidad empresarial", señaló en Davos el consejero delegado de la multinacional Unilever, Paul Polman, citó la agencia Efe.

Los empresarios, según él, "miran más a largo plazo que los políticos", por lo que el enfoque para atajar sus consecuencias debe superar la dimensión meramente política.

El panel, uno de los muchos dedicados al cambio climático en esta 44 edición del Foro, que se inauguró el martes y se clausura el sábado, contó también con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim; el cofundador de Microsoft, Bill Gates, y el ex vicepresidente de EEUU, Al Gore.

"El cambio climático ha estado en lo alto de la agenda global durante muchos años sin un progreso satisfactorio, pero carece de visión global", lamentó hoy Ban, para quien el control de esta problemática no es incompatible con el crecimiento económico.

El representante de las Naciones Unidas recordó que "no hay tiempo que perder" y solicitó a los líderes políticos, empresariales y de la sociedad civil que acudan a la cumbre sobre el clima que el próximo septiembre se celebrará en Nueva York con "objetivos ambiciosos", que luego puedan catalizar las acciones sobre el terreno.

"La cumbre debe reunir a la comunidad empresarial. (...) Los consumidores no quieren comprar nada más que venga de la deforestación, porque están conectados y hablan entre ellos", añadió a modo de ejemplo Polman.