Reformas al sistema cambiario de Venezuela

Venezuela economía

El Gobierno de Venezuela ha hecho importantes reformas en su sistema cambiario, cuyos efectos ya se sienten.

- Getty Images

Los efectos ya se sienten


El Gobierno de Venezuela ha reducido el monto anual de divisas que pueden gastar los venezolanos en sus viajes al exterior y en sus compras por internet con la entrada en vigor de una reforma del sistema cambiario.

Mediante una resolución publicada en la Gaceta Oficial, el Gobierno establece que los venezolanos podrán gastar hasta 3,000 dólares anuales o su equivalente en otras divisas en consumos en el exterior, cifra que incluye el gasto destinado a compras por internet y un avance en efectivo, detalla la agencia Efe.

Anteriormente, los venezolanos tenían acceso a un cupo de hasta 3,000 dólares por año, dependiendo del destino, para financiar sus consumos con tarjeta de crédito en el exterior, más un monto extra de 400 dólares para compras en portales electrónicos internacionales y una cifra en efectivo que también variaba según el destino del viaje.

Con las nuevas medidas, el monto para compras por internet se reduce a 300 dólares anuales, mientras que las asignaciones para los destinos de los viajes también sufren variaciones.

El cupo máximo de 3,000 dólares se activará solo en caso de viajes de ocho días o más a África, Asia, Europa u Oceanía.

Para los países latinoamericanos y para Estados Unidos y Canadá el monto baja a 2,500 dólares con excepción de La Florida (EEUU), Colombia, Costa Rica, Panamá y Perú que tendrán un monto de 700 dólares, de acuerdo con la nueva resolución.

En Venezuela, el Estado regula la compra y venta de divisas y monopoliza su distribución, en el marco de un sistema control de cambios vigente desde hace más de una década.

El ahorro esperado

En tanto, el Gobierno de Venezuela estimó que esta revisión significará un ahorro para el Estado de 1,576 millones de dólares, precisó Efe en otro parte informativo.

El titular del nuevo Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), Alejandro Fleming, dijo que al reducir el cupo asignado para gastar con tarjeta de crédito fuera de Venezuela se logrará un ahorro de 769,4 millones de dólares.

Mientras, por la revisión en el monto anual para el envío de remesas, que quedó fijado en 500 dólares mensuales, se ahorrará 539 millones de dólares.

A estas cifras se suma un ahorro de 268.3 millones tras la reducción de 400 a 300 dólares en la asignación anual que tiene cada venezolano para comprar en portales electrónicos con sede en el exterior.

"Esto nos va a permitir un ahorro (total) de 1,576 millones para un uso racional, responsable, de nuestras divisas, el desarrollo de la actividad económica en nuestro país", dijo Fleming en una conferencia de prensa.

Se derrumbó la ficción de los viajes principescos

Por su parte, las aerolíneas extranjeras que reclaman al gobierno 3 millardos de dólares comenzaron a suspender esta semana sus ventas en Caracas, incluso a cancelar vuelos, en lo que parece el fin de la ficción de viajes principescos con tarifas de remate subsidiadas incluso a extranjeros.

Durante años Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras mundiales, ha sido El Dorado de las líneas aéreas ya que un bolívar sobrevaluado les garantizaba años redondos con vuelos repletos a precios fuertes.

Pero en abril el gobierno de Nicolás Maduro comenzó a retacear la entrega de dólares contra bolívares, poniendo fecha de vencimiento a una ficción insostenible.

The Associated Press señala que las aerolíneas internacionales United Airlines y Copa Airlines suspendieron el viernes temporalmente la venta de boletos sumándose a otras empresas que tomaron medidas similares en medio de la incertidumbre generada por la millonaria deuda que mantiene el gobierno con las aerolíneas y las recientes modificaciones de la tasa de cambio y los cupos que realizaron las autoridades.

United Airlines y Copa Airlines acordaron la suspensión temporal de la venta de boletos aéreos sin ofrecer mayores detalles a los clientes sobre las razones de la medida y por cuánto tiempo se extenderá, según constató la AP en un recorrido que realizó por algunas agencias.

En una agencia de American Airlines, del este de la capital, también indicaron a la AP que no están vendiendo boletos, pero Martha Pantin, directora de Comunicaciones de la línea, negó esa situación, y dijo que "a lo mejor no hay disponibilidad pero eso no quiere decir que estamos parando de vender boletos".

De acuerdo con Efe, Venezuela está en jaque debido a la situación límite a la que se ha llegado con las aerolíneas, mientras las autoridades tratan de encontrar una solución.

En los últimos meses varias aerolíneas han anunciado cambios en sus rutas con Caracas. Algunas como la española Air Europa decidió reajustar sus asientos en los vuelos Caracas-Madrid para venderlos en otros países, varias eligieron vender solo a dos meses vista y algunas optaron directamente por suspender sus operaciones.

La última fue la aerolínea Air Canadá. Una fuente de esa aerolínea confirmó a Efe que hay suspensión temporal de venta de boletos, aunque los que ya se han vendido podrán viajar sin problemas.

También el jueves la aerolínea estatal ecuatoriana Tame anunció que dejará de dar servicio temporalmente a la ruta Quito-Caracas.

En Venezuela existe desde 2003 un sistema de control de cambios que deja en manos del Estado la administración y distribución de divisas para una serie de supuestos, uno de ellos el de los viajes al exterior.

Con el dólar en el mercado ilegal paralelo disparado y a un precio que puede ser más de 10 veces el del dólar oficial (6.3 bolívares), han surgido todo tipo de comportamientos irregulares y de fraudes como la compra de billetes aéreos solamente para conseguir el cupo de divisas al cambio oficial y revenderlos ilegalmente.

Esto disparó la demanda de billetes aéreos por parte de lo que el Gobierno ha denominado "raspacupos", que iban siendo vendidos sin que el Gobierno liquidara las ventas en bolívares con dólares.