Obama sube el sueldo mínimo a empleados federales

Barack Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

- Getty Images

Espera que el Congreso siga su ejemplo


El presidente Barack Obama firmó el miércoles un decreto para subir el salario mínimo a 10.10 dólares la hora a algunos empleados federales, una medida con la que quiere que el Congreso siga el ejemplo y apruebe una ley similar que beneficie a todos los trabajadores del país.

"Hacer que el trabajo duro se pague, con seguridad económica y salarios decentes. Por eso estamos aquí", subrayó Obama en un discurso antes de firmar el decreto en la Sala Este de la Casa Blanca.

En el país "más rico de la Tierra, nadie que trabaja a tiempo completo debería tener que vivir en la pobreza", agregó el mandatario.

¿Qué opinas de esta decisión de Obama? Participa en nuestros Foros.

El aumento a 10.10 dólares la hora afectará a los contratos con el Gobierno federal que se firmen a partir del 1 de enero de 2015, tanto los nuevos como las renovaciones.

Entre los beneficiados están enfermeros que cuidan de los veteranos de guerra en los centros de asistencia gubernamentales, cocineros que trabajan para las Fuerzas Armadas o empleados de la red de Parques Nacionales.

Según anticipó a los periodistas el secretario de Trabajo, el hispano Thomas Pérez, poco antes de que Obama firmara el decreto, el aumento beneficiará a "cientos de miles" de trabajadores del Gobierno federal.

Para los críticos, esa cifra de beneficiarios es baja, teniendo en cuenta que el Gobierno federal da empleo a más de dos millones de personas.

"Aumentar el salario mínimo es bueno para los negocios, bueno para los trabajadores y bueno para nuestra economía", enfatizó Obama.

De la mano con beneficios

El presidente agregó que propietarios de grandes y pequeñas empresas del país ya se han dado cuenta de que "salarios justos y mayores beneficios van de la mano", y volvió a poner de ejemplo a la cadena de tiendas Costco, que ha actuado por su cuenta para pagar mejores sueldos a sus empleados.

Según Obama, desde que pidió por primera vez al Congreso hace ya un año que aprobara una ley para aumentar el salario mínimo a nivel nacional, seis estados del país han sacado adelante normas para elevarlo en sus jurisdicciones.

Obama volvió a urgir a los legisladores a que actúen para elevar el salario mínimo, actualmente en 7,25 dólares la hora.

Asimismo, como lleva haciendo varias semanas, el presidente reiteró que, si el Congreso no aprueba leyes para "restaurar una economía que funcione para todos", él adoptará por decreto medidas unilaterales en los ámbitos donde sea posible.

Dentro de esta nueva estrategia para que 2014 sea "un año de acción", Obama firmó un decreto a finales de enero para crear el programa Myra, que busca ayudar a millones de personas, fundamentalmente jóvenes y de minorías, a ahorrar para la jubilación.

Otro de los decretos emitidos recientemente por Obama instruye a su vicepresidente, Joe Biden, a liderar una revisión de los programas federales de capacitación laboral para saber si realmente son efectivos, en asociación con autoridades regionales y locales, empresas y líderes sindicales y del Congreso.

Además, el presidente presentó recientemente un acuerdo con grandes compañías del país para que promuevan la contratación de personas que llevan mucho tiempo fuera del mercado laboral, así como un plan para dar acceso a las últimas tecnologías a 20 millones de estudiantes.

Durante su discurso sobre el Estado de la Unión, el pasado 28 de enero, Obama anunció asimismo la creación de cuatro nuevos institutos de innovación manufacturera durante este año e incentivos para que camiones de capacidad mediana y pesada funcionen con gas natural u otros combustibles alternativos.