Las más polémicas e inusuales subastas

Sorprendidos en la computadora

Algunas personas ven en su propio cuerpo la posibilidad de obtener dinero, por lo que ofrecen de todo al mejor postor.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Increíble, pero cierto


Algunas personas ven en su propio cuerpo la posibilidad de obtener dinero, por lo que ofrecen de todo al mejor postor.

La versión digital del periódico mexicano El Universal presenta algunas de las subastas que han generado más controversia, y a continuación te las presentamos.

¿Qué opinas de estas subastas? Participa en nuestros Foros.

Luego de perder su empleo en dos ocasiones, Tina, una neozelandesa de 23 años, lanzó una convocatoria en un sitio de internet en la que subastaba su trasero para que alguien le tatuara lo que quisiera a cambio de unos 10 mil dólares, para terminar con sus problemas de dinero.

“Tu tatuaje en mi trasero” obtuvo más de 230 mil visitas en tan solo un día. Al ver su anuncio, otras personas lanzaron subastas parecidas, ofertando diversas partes del cuerpo como lienzo.

Tina donó el 20 por ciento del pago obtenido a una institución de caridad.

El medio recuerda que en 2009 una chica ecuatoriana de nombre Evelyn, con 28 años, decidió vender su virginidad, pues según publicó el diario El País, la chica requería dinero para solventar los gastos de la enfermedad de su madre.

Evelyn, quien vivía en España, estableció que en el encuentro no habría caricias ni besos, además de que exigía un certificado médico del interesado, así como el uso obligatorio del preservativo. Ella mostraría también un certificado que acreditara su virginidad.

El Universal detalla que las pujas superaron los tres millones de dólares.

Para costear sus estudios universitarios, Natalie Dylan, una chica estadounidense de 22 años, ofreció en 2009 vender su primer encuentro sexual. A pesar de no ser el primer ofrecimiento de este tipo en Estados Unidos, éste podía concretarse debido a que en el estado de Nevada es legal la prostitución. Natalie recibió más de 10 mil ofertas, por 3.7 millones de dólares la más alta.

El Universal indica que, broma o realidad, varias chicas en México postearon en sus muros de Facebook el ofrecimiento de pasar su primer encuentro sexual con quien a cambio les diera un boleto para asistir a un concierto del cantante Justin Bieber.

En tanto, el que fuera Calvin Gosz, un chico de 19 años nacido en EEUU, subastó su nombre para que, legalmente, alguien más lo rebautizara.

Ahora se llama Verkkokauppa.com, pues una firma finlandesa pagó cinco mil dólares para que este joven llevara la marca en el nombre.