Senado de EEUU acusa a Credite Suisse de facilitar evasión fiscal de clientes de EEUU

Credit Suisse Group

Brady Dougan, CEO de Credit Suisse Group.

- AFP/GettyImages

El gigante financiero Credit Suisse facilitó la evasión de impuestos por valor de miles de millones de dólares de sus clientes estadounidenses a través de dudosas tácticas entre 2001 y 2008, según indicó un informe del Senado de EEUU.

Entre las actividades llevadas a cabo por el banco suizo figura la apertura de cuentas bajo empresas pantalla, envío de empleados del banco directamente a EEUU para evitar rastros burocráticos y la creación de sucursales especiales para los estadounidenses que viajaban a Suiza a practicar deportes invernales.

El reporte, de 181 páginas, elaborado por el Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado, califica al banco suizo como un cómplice voluntario en la evasión fiscal de ciudadanos estadounidenses en el extranjero.

"Instituciones financieras como Credit Suisse se han aprovechado de sus planes en refugios fiscales a la vez que han privado a la economía de Estados Unidos de miles de millones de dólares en ingresos fiscales", aseguró John McCain, senador republicano por Arizona, durante la audiencia de hoy en el Senado.

En 2006, Credit Suisse contaba con cerca de 22 mil cuentas bancarias de clientes estadounidenses por valor de 13,500 millones de dólares, de las que el 95% no estaban registradas en la Internal Revenue Service (IRS), encargada de la recaudación de impuestos en EEUU.

Desde 2008, el banco suizo ofrece cuentas en el extranjero a ciudadanos estadounidenses.

"Lamentamos profundamente que -pese a los estándares de cumplimiento líderes en la industria- antes de 2009, algunos banqueros de Credit Suisse parecen haber violado la ley de EEUU", afirmó Brady Dougan, presidente ejecutivo de la entidad financiera en Estados Unidos, ante los senadores.

Los senadores también acusaron al Departamento de Justicia por no haber actuado con la suficiente celeridad ni dureza para conseguir las identidades de los titulares de estas cuentas.

"Después de años de investigaciones, negociaciones y conversaciones, Estados Unidos solo tiene los nombres de 238 de los 22 mil clientes de Credit Suisse", subrayó Carl Levin, presidente del subcomité y senador demócrata por Michigan.

En 2009, las autoridades de EEUU demandaron a UBS, otro gran banco helvético, por actividades similares y colaboración en la evasión de impuestos, y se acordó un pago de 780 millones de dólares como multa.