EEUU gravará el bitcoin como una propiedad

Bitcoin

Las monedas virtuales como el bitcoin se gravarán como propiedades, no como divisas, informó EEUU.

- Getty Images

No es reconocido como una divisa


Las monedas virtuales como el bitcoin se gravarán como propiedades, no como divisas, informaron el martes las autoridades hacendarias de Estados Unidos, que agregaron que el bitcoin no es una moneda de curso legal y que no se puede usar para pagar los impuestos.

Pero si recibes salarios en forma de bitcoin, tienes que pagar impuestos tal como lo harías si te pagaran en dólares, o en pollos, informa The Associated Press.

El Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) publicó el martes una lista de 16 preguntas y respuestas para aclarar el trato fiscal de las monedas virtuales como el bitcoin. En general, el IRS afirma que aplicará las mismas normas que gobiernan las transacciones en forma de trueque.

¿Qué opinas de la forma en que será tratado el bitcoin por las autoridades de EEUU? Participa en nuestros Foros.

"Las monedas virtuales son tratadas como propiedad a efectos fiscales federales. Los principios generales fiscales que se aplican a las transacciones de propiedad se aplicarán al uso de monedas virtuales", citó por su parte Efe al IRS.

La AP precisa que si recibes el pago de tu sueldo en bitcoin, se gravará a su valor justo de mercado en el momento del pago, indicó el IRS. Si usas el bitcoin para pagar bienes o servicios, el vendedor debe reportar eso como ingreso usando el valor justo de mercado del bitcoin en el momento de la transacción.

Como cualquier otra mercancía

Para los inversionistas, el bitcoin se tratará como cualquier otra mercancía, informó el IRS. Si esa moneda virtual aumenta de valor, los inversionistas pueden pagar los impuestos a las ganancias de capital tras venderlo. Si pierden valor, los declara como una pérdida de capital.

La AP recuerda que creado en 2009, el bitcoin es una moneda digital que permite hacer transacciones individuales, comprar bienes y servicios y comprar o vender dinero entre países sin la participación de los bancos u otras terceras partes. El bitcoin se ha hecho popular entre los libertarios, entusiastas de la tecnología y los especuladores.

Las autoridades normativas están preocupadas de que los delincuentes las usen para evitar ser detectados.

En febrero, una de las mayores casas de cambio de bitcoin, con sede en Tokio, se declaró en bancarrota, lo que provocó desconfianza sobre la moneda. Sus partidarios dicen que esos problemas eran aislados.

Poco después del anuncio, el senador de Delaware, el demócrata Tom Carper valoró positivamente la decisión al afirmar en un comunicado que "ofrecerá claridad a los contribuyentes que quieren asegurarse de que están haciendo lo correcto y cumpliendo con las reglas al utilizar bitcoin", subrayó Efe.