Alcanza la UE niveles récords de desempleo y pobreza

La Unión Europea

Foto del Parlamento Europeo.

- AFP/GettyImages

En enero pasado 26 millones de europeos no tenían trabajo

La Unión Europea sigue enfrentándose a niveles récord de desempleo, mientras la pobreza y la exclusión social continúan aumentando, indica el informe trimestral de la Comisión Europea (CE) sobre el mercado laboral y la situación social.

En enero pasado, unos 26 millones de europeos no tenían un trabajo, el equivalente a 10.8 por ciento de la población activa de la UE, con divergencias “cada vez más importantes” entre los Veintiocho, explica Bruselas.

Al mismo tiempo, la estabilidad del empleo se ha reducido de forma significativa, especialmente en el caso de los hombres y los jóvenes, y ha aumentado el uso del trabajo temporal y a tiempo parcial.

“Las cifras del tercer y cuarto trimestres de 2013 muestran que en un número cada vez mayor de Estados miembros de la UE el crecimiento de la economía no ha ido acompañado de la creación de empleo. Por tanto, es demasiado pronto para saber si la actual recuperación podrá generar nuevos puestos de trabajo”, señala el estudio.

En paralelo al elevado desempleo y a la precariedad laboral, el índice de crecimiento de los costes laborales unitarios nominales ha seguido estancándose en la zona del euro en 2013.

Eso incrementa el “riesgo de presiones deflacionistas que podrían dañar las perspectivas de recuperación estable y la consiguiente creación de puestos de trabajo”, advierte Bruselas.

El efecto estabilizador

Tampoco los ingresos de los hogares han acompañado el aumento del producto interior bruto (PIB) europeo, sino que continuaron disminuyendo en 2013 con respecto al año anterior.

El problema fue más visible en Grecia y Portugal, donde las nuevas reformas de los sistemas tributario y de prestaciones sociales en 2012 y 2013 hicieron bajar los ingresos de casi todos los hogares.

En consecuencia, estimase que la pobreza y la exclusión social podrían crecer también en 2013, luego de aumentar en un tercio entre 2011 y 2012, en particular en esos países.

“Se observa un incremento especialmente acusado de la pobreza en Grecia, y se teme un nuevo repunte, entre 2011 y 2013, en varios países de Europa del Este”, señala el informe.

De manera general, 12 por ciento de la población europea afirma tener que recurrir a sus ahorros para cubrir los gastos cotidianos y 5 por ciento necesita incluso endeudarse.

Entre los hogares con rentas más bajas esas cifras se elevan a 15 y 10 por ciento, respectivamente.

El Ejecutivo de la UE también constata que el efecto estabilizador de los gastos de protección social creció en 2013 “mucho menos de lo esperado”.

Antes esos resultados, el comisario europeo de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, László Andor, recomendó a los gobiernos de los Veintiocho a “redoblar sus esfuerzos” contra la crisis, dando prioridad a la inversión social y la modernización de sus sistemas de bienestar.