Obama insiste en necesidad de elevar el salario mínimo

Barack Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

- Getty Images

Los demócratas esperan que la propuesta atraiga votantes


Con el apoyo de gobernadores con ideas afines, el presidente Barack Obama puso los reflectores sobre una propuesta de aumento al salario mínimo que los demócratas esperan atraiga a votantes que se encuentren en aprietos económicos a las elecciones de mediados de mandato en noviembre.

Desde el centro de un atestado gimnasio de una universidad en Connecticut, Obama dijo que aumentar el salario mínimo a 10.10 dólares la hora sacaría a millones de estadounidenses de la pobreza.

Siendo una de las máximas prioridades de Obama, es más probable que la propuesta funja como un planteamiento común de los demócratas en la elección venidera que como una iniciativa de ley que realmente sea abordada por el Congreso en un futuro inmediato, informa The Associated Press.

En un intento por debilitar la oposición republicana, Obama exhortó a los estadounidenses a exigir que sus legisladores aclaren si apoyan o no un incremento a los salarios estancados, y en caso de que no lo hagan, que expliquen sus motivos.

"Pídanles que reconsideren. Pídanles que se pongan de parte de la mayoría de los estadounidenses", dijo Obama. "En vez de decir no, que digan sí para variar", cita la AP.

Señaló a los republicanos

Obama se reunió con cerca de tres mil personas en las instalaciones de la Central Connecticut State University acompañado por cuatro gobernadores del noreste del país —de Connecticut, Massachusetts, Vermont y Rhode Island— que apoyan la propuesta de Obama.

"Salarios justos y mayores ganancias pueden ir de la mano", destacó Obama, citó por su parte Efe.

"Nadie que trabaje a tiempo completo debería tener que vivir en la pobreza", enfatizó el presidente, quien busca desde el año pasado elevar el salario mínimo a nivel nacional de los actuales 7.25 dólares la hora a 10.10 dólares, es decir, en un 39.3 por ciento.

La edad promedio de la mayoría de quienes se beneficiarían de ese aumento es 35 años y "tres de cada cuatro" estadounidenses están a favor de ese incremento, de acuerdo con Obama.

La AP recuerda que más de 20 estados han aumentado sus salarios mínimos, subrayó el secretario del Trabajo, Tom Pérez, seis de ellos en un año desde que Obama pidió por primera vez un incremento federal. Los demócratas creen que el apoyo dará impulso a un mensaje populista que creen es su mejor carta para mantener a raya a los republicanos en noviembre.

"El problema es que los republicanos en el Congreso se oponen al aumento al salario mínimo. Ahora ya no sé si solo lo hacen porque yo lo propuse", dijo Obama ante la risa de un público que mayormente lo apoya. "Tal vez yo debería decir que me opongo al incremento del salario mínimo, y ellos votarían a su favor".

Efe indica que es probable que el Senado, controlado por los demócratas, someta a votación un proyecto de ley para elevar el salario mínimo tan pronto como la semana próxima.

Desde comienzos de año Obama está adoptando por decreto medidas unilaterales para fortalecer la economía en ámbitos donde no ha encontrado el apoyo del Congreso.