Desalentadora perspectiva económica para América y el mundo

Pobreza en el mundo

El Banco Mundial ve "nubarrones negros" en el horizonte económico latinoamericano, similar al resto del mundo.

- Getty Images

'Nubarrones negros' sobre Latinoamérica


El Banco Mundial (BM) ve "nubarrones negros" en el horizonte económico latinoamericano debido a la incertidumbre y volatilidad generadas por el giro en la política monetaria de Estados Unidos y la desaceleración china.

"Los mercados financieros globales siguen nerviosos y volátiles", señaló el BM en su informe semestral sobre la región, que apunta que el giro en las expectativas sobre la normalización de las políticas monetarias, sobre todo en EEUU, es clave en esa volatilidad, al igual que la incertidumbre sobre la desaceleración china y su posible impacto en el precio de las materias primas, informa la agencia Efe.

"Los mercados emergentes en general y Latinoamérica en particular han sufrido un golpe a raíz de ese escenario", indicó el organismo internacional, que celebra esta semana en Washington su reunión de medio año conjunta con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El estudio publicado por el Banco Mundial destaca que el crecimiento en los países emergentes experimenta "una desaceleración bastante generalizada" de alrededor de tres puntos porcentuales en comparación con los niveles tras la crisis de 2008 y 2009.

¿Cómo consideras en este momento la situación económica a nivel mundial? Participa en nuestros Foros.

Esa tendencia de un menor crecimiento es especialmente acusada en Latinoamérica y el Caribe, que crecerá sólo un 2.3 % este año, según el Banco Mundial, un dato inferior al 2.5 por ciento adelantado este martes por el FMI.

Además, y dado el actual contexto global, el crecimiento en la región afronta riesgos adicionales a la baja.

"Aunque no estamos en el medio de la tormenta, están acumulándose nubes negras en el horizonte", apunta el informe titulado "La financiación externa de América Latina ¿Causa de zozobra?".

Por países en específico

El estudio llama la atención, con todo, sobre la "hetereogeneidad" de la región, donde conviven situaciones como la de Venezuela, donde se espera una contracción del uno por ciento, con la de Panamá, que se espera crezca un 7 % o Perú, que se prevé repunte este año un 5.5 por ciento.

Chile y Colombia también siguen superando la media regional, con crecimientos esperados por encima del 3.5 %.

Mientras tanto, México y Brasil, las dos mayores economías regionales, afrontan escenarios distintos.

En México, se espera un repunte de alrededor del tres por ciento, alimentado por las reformas económicas en el país, mientras que en Brasil el consenso apunta a un crecimiento del dos por ciento o algo inferior.

Por su parte, la web del diario español El País informa que un día después de que el FMI recortara la perspectiva de crecimiento para la región, el Banco Mundial constata una desaceleración generalizada en los países emergentes. En su análisis sobre el crecimiento de América Latina el resultado es un ritmo “decepcionante”.

Deuda en niveles récord

En tanto, el FMI afirmó por otro lado, que los riesgos fiscales globales están "disminuyendo un poco" pero aun son "altos", y alertó que en los países avanzados la deuda sigue en "máximos históricos".

Según el informe de Vigilancia Fiscal publicado por el FMI, la deuda pública de las economías avanzadas equivaldrá este año en términos medios al 105.7 % del producto interior bruto (PIB), con países como Japón y Estados Unidos a la cabeza, seguidos de Grecia, Italia, Portugal y Grecia.

"En la mayoría de los países (avanzados) los niveles persistentemente altos de deuda siguen generando dudas a medio plazo, y los riesgos de las proyecciones fiscales son en su mayoría al alza", apunta el estudio, que indica que eso refleja las débiles perspectivas de crecimiento y la preocupación sobre la deflación.

"Frente a ese escenario, la principal prioridad sigue siendo el diseño e implementación de planes de consolidación creíbles a medio plazo para reducir los niveles de deuda a niveles más saludables", destaca el informe.

En los países emergentes, por su parte, los déficits siguen "en niveles significativamente más altos" de los registrados antes de la crisis en la mayoría de las naciones.

Además, en aquellos países que están más estrechamente integrados con los mercados internacionales de capitales, han comenzado a subir los costos de endeudamiento y aumentado la volatilidad.

Esa combinación de factores hace que sea "urgente" la consolidación fiscal, sobre todo en aquellos países en los que el déficit y la deuda pública son "persistentemente elevados".

'Frágil situación' a nivel internacional

Con parecidas apreciaciones cita Notimex a la canciller federal de Alemania, Ángela Merkel, quien advirtió ante el Bundestag sobre los continuos riesgos de la economía mundial.

La jefa del gobierno alemán apuntó que la crisis en Europa aún no ha sido superada, que la situación mundial es frágil y hay problemas económicos en las potencias emergentes.

El riesgo en la zona euro

En tanto, el FMI apuntó, informa Efe en otro parte informativo, que la deuda de empresas y hogares sigue siendo muy elevada en el sur de Europa y subrayó el estancamiento en el proceso de saneamiento de los balances de los bancos en la zona euro, lo que constriñe el flujo de crédito y frena el crecimiento.

"La reestructuración del sector empresarial endeudado en la zona del euro se ha visto estancada porque no ha concluido el saneamiento de los balances de los bancos", explicó el FMI en su informe de "Perspectivas Económicas Globales".

La "fragmentación" entre el centro y la periferia de la zona euro se mantiene, indicó José Viñals, director del departamento de Mercados de Capital del FMI en rueda de prensa.

"Los avances han sido significativos, pero el proceso no se ha concluido", matizó Viñals.

Por ello, el organismo internacional insistió en que se realicen más "progresos" a través de una evaluación integral del sistema bancario, con especial hincapié en la deuda pendiente de las empresas.

Asimismo, y pese a la mejoría en los mercados de deuda soberana, el FMI se muestra cauteloso.

"La actitud del mercado con respecto a los bancos y las entidades soberanas de la zona del euro sometidas a tensiones ha mejorado notablemente, pero es posible que esa actitud se haya adelantado al proceso de saneamiento de los balances que aún es necesario", aseguró la institución dirigida por Christine Lagarde, que celebra esta semana su reunión de medio año junto con el Banco Mundial.