Mexicanos y empresas en ‘narcolista’ de EEUU

Narcodólares

Las autoridades mexicanas se alinearán a las investigaciones de Estados Unidos sobre lavado de dinero.

- Getty Images

El gobierno de Peña Nieto también los pone en la mira


Dependiente del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, la Oficina de Control de Activos (OFAC) ha boletinado a lo largo de más de 15 años a cientos de personas y empresas por guardar relación con el narcotráfico o con actividades terroristas en todo el mundo.

En esos 15 años, dicha Oficina ha ordenado que se congelen las cuentas de 321 mexicanos y 207 empresas con sede en México que se habrían constituido con ganancias procedentes del tráfico de drogas y otras acciones ilegales, informa la web del periódico mexicano Milenio.

Los avisos que se emiten cada mes o de manera mensual sobre los señalados como presuntos criminales dedicados al lavado de dinero serán usados por la mexicana Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que alertará a los mexicanos para que no realicen negocios con estos sospechosos.

La OFAC, en EEUU, se encarga de realizar los señalamientos con apego a la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Ley Kingpin en vigor desde 1999).

Esta ley –prosigue Milenio—prohíbe a los ciudadanos estadounidenses a realizar transacciones comerciales o financieras con personas y compañías señaladas como ilícitos, además de que congela los bienes que los sospechosos tengan en su territorio. A los que no respetan los lineamientos de la ley se les imponen sanciones multimillonarias e incluso pueden enfrentar la prisión.

México se alinea

A partir del año 2000 y hasta abril de este año, EEUU ha señalado a 321 mexicanos entre los que se encuentran líderes del narcotráfico, además de familiares, prestanombres y empresas que lavan dinero procedente del narcotráfico. Algunas de las empresas y personas señaladas han protestado públicamente, rechazando las acusaciones en su contra.

Luis Videgaray, secretario de Hacienda mexicano, declaró en Washington el pasado 12 de abril que esa dependencia emitirá una lista con las personas y empresas supuestamente vinculadas con el narco y actividades terroristas, buscando el objetivo de impedirles que realicen operaciones con bancos, casas de bolsa y cualquier otra institución del sistema financiero.

“Por primera vez tenemos la capacidad de emitir una lista y que ésta impida a cualquier institución de carácter financiero hacer transacciones con estos individuos”, cita Milenio a Videgaray, quien hace alusión a la recién aprobada reforma financiera. Para la elaboración de la lista, México se apoyará en los listados de la ONU y del Departamento del Tesoro de EEUU.

El medio detalla que en 2000, la OFAC señaló por primera vez a miembros de los cárteles de Juárez, de Colima, Sinaloa y Tijuana, por lavar dinero. Entre ellos se encuentran Jesús Amezcua Contreras, El Rey de las Metanfetaminas (de Colima); los hermanos Benjamín y Ramón Arellano Félix (Tijuana); Vicente Carrillo Fuentes, El Viceroy (Juárez); así como Rafael Caro Quintero (Sinaloa).

Al año siguiente se añadió a : José Álvarez Tostado (Juárez), Osiel Cárdenas Guillén (entonces líder del cártel del Golfo y su brazo armado, Los Zetas); Miguel Ángel Caro Quintero (Sinaloa); además de Joaquín El Chapo Guzmán (Sinaloa), entre otros. Sucesivamente se ha ido añadiendo a personas vinculadas a otros grupos, como Los Caballeros Templarios.

La OFAC señaló a partir del 31 de enero de 2002 a las empresas Accesos Electrónicos, Administradora de Inmuebles Vida, ADP, Distribuidora Imperial de Baja California y Farmacia Vida Suprema, entre otras. Milenio informa que también fueron acusadas de lavar dinero procedente del narco Enedina, hermana de los Arellano Félix, además de Blanca Cazares Salazar La Emperatriz, señalada de lavar activos para Ismael El Mayo Zambada.