Lo que debes saber de la reforma en telecomunicaciones

Enrique Peña Nieto

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

- Getty Images

La polémica propuesta de Peña Nieto


La iniciativa de reformas secundarias a la Ley de Telecomunicaciones del gobierno de Enrique Peña Nieto ha causado polémica.

Estas leyes deberán reglamentar la reforma Constitucional que se aprobó a este respecto en 2013, con la intención de generar mayor competencia en la radiodifusión, la telefonía y el internet, aunque legisladores, expertos y ciudadanos la rechazan por considerar que el documento es contrario a la reforma constitucional, no favorece a los medios públicos y promueve la censura de contenidos en internet.

La web CNN Expansión nos presenta los 15 principales puntos de la iniciativa que aún deben discutirse y aprobarse:

1. Un área especializada de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) se encargará de defender los derechos de los usuarios de las telecomunicaciones, a partir de un área especializada que se creará.

2. El cobro por el servicio de larga distancia debe terminar en máximo tres años después de que se publiquen las nuevas leyes.

3. Para ciertas zonas del país, el apagón analógico se extenderá hasta 2017.

4. Quien se encargará de administrar, vigilar e imponer sanciones cuando sea conducente a los contenidos de radio y televisión será la Secretaría de Gobernación (Segob, ministerio de Interior).

5. Las empresas de América Móvil, propiedad del magnate Carlos Slim, no van a poder cobrar por la terminación de las llamadas, además de que estarán sujetas a las tarifas asimétricas hasta que ya no sean preponderantes.

6. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) controlará los precios al usuario final por parte de los agentes preponderantes (Telcel y Telmex, de Slim).

7. El IFT también podrá imponer sanciones a otros actores, además de los preponderantes, en caso de que perjudiquen las condiciones de mercado de una zona o servicio específicos.

8. Los operadores tendrán la posibilidad de rentar su espectro radioeléctrico a otros, que podrán usarlo para ofrecer servicios.

9. Se podrá ordenar el espectro para fomentar el mejor uso de tenerlo de manera continua.

10. La Ley de Derechos de Autor se modifica, de modo que se permite la retransmisión obligatoria de los contenidos abiertos de Televisa y Azteca en los canales de paga.

11. El megamayorista del Gobierno tiene prohibido dar servicio a los usuarios finales. Venderá únicamente la capacidad de transmisión de telecomunicaciones a las empresas con concesiones en el sector, libre de restricciones y con un modelo de infraestructura abierto.

12. A los canales que incluyan 20 por ciento de contenido independiente en su programación se les otorgará una ampliación de tiempos de publicidad.

13. El nuevo Sistema Público de Radiodifusión de México se regirá bajo esta legislación.

14. Hay varias causales para determinar agentes económicos con más de un medio de comunicación y que limiten el acceso a la información plural. Sin embargo, no se determina cuántos medios puede tener un grupo de interés o algún porcentaje, por considerar que puede ser restrictivo del derecho a la información.

15. El IFT será parte del Consejo Consultivo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), para que puedan realizarse ejercicios estadísticos en el sector.

En otro parte informativo, CNN Expansión recuerda que en el sector de las telecomunicaciones encontramos a la telefonía fija, la móvil, la televisión, la radio y el acceso a la banda ancha. La responsabilidad del Estado es garantizar que dichos servicios se presten en condiciones de competencia, calidad, pluralidad, libre acceso y continuidad, favoreciendo la competencia que derive en calidad y buen precio para el consumidor final.

Desde junio de 2013 México aprobó una reforma Constitucional en materia de telecomunicaciones, radiodifusión y competencia económica. Los alcances de la reforma se consolidarán en la legislación secundaria, a donde van las propuestas de Peña Nieto.

RSF se une a las críticas

Mientras tanto, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció que la propuesta de ley del Gobierno mexicano atenta contra la libertad de expresión.

Para RSF, el proyecto, presentado ante el Senado el mes pasado, amenaza con "instaurar un sistema de vigilancia mediática" por parte del Estado, informó la agencia Efe.

La reforma, advirtió la organización en un comunicado, incluye una serie de artículos que le confieren al Gobierno mexicano "un poder de acción sin precedentes" en cuestiones de comunicación.

Amenaza a la 'neutralidad editorial'

Uno de los puntos más polémicos de la nueva propuesta descansa, según RSF, sobre "la alteración de la autoridad" a la que se vería sometido el Instituto Federal de Telecomunicaciones mexicano, cuyas funciones "pretenden ser reducidas o alojadas nuevamente en el Ejecutivo".

La medida busca, según la versión que ha dado el Gobierno, reforzar el pluralismo para hacer frente al duopolio económico que representan América Móvil y Televisa, los dos gigantes de la telecomunicación en México.

Un objetivo que podría llevarse por delante la "prohibición fundamental de la censura" en caso de que se apruebe la reforma, precisó RSF, que apeló también a que no se olvide el "principio de neutralidad editorial" garantizado por la Constitución mexicana.

Peña se defiende

Un día antes, el presidente de México aseguró que la reforma de telecomunicaciones "es clave para impulsar la competitividad" de la economía nacional.

Durante la entrega del Premio Nacional del Emprendedor 2014, el mandatario sostuvo que en la actualidad "las telecomunicaciones son un insumo estratégico y se debe tener acceso a ellas con calidad y tarifas competitivas a nivel internacional", destacó Efe en otro reporte.

Al defender la reforma, aprobada por el Congreso en 2013 y que busca limitar el poder de los operadores preponderantes en el mercado, Peña Nieto sostuvo que "las micro, pequeñas y medianas empresas deberán tener acceso a tecnologías de información y comunicación de mayor calidad y a menores costos".

Las declaraciones del gobernante se produjeron en momentos en que el Senado discute en comisiones un paquete de leyes secundarias presentado en marzo pasado por el Gobierno para reglamentar la enmienda constitucional.

Legisladores de izquierda aseguran que la propuesta del Ejecutivo pretende otorgar al Ministerio de Gobernación (Interior) el control de la vigilancia sobre los contenidos de radio y televisión, cuando la reforma le dio esa facultad al recién creado Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Una semana de negociaciones y acuerdos a puerta cerrada derivaron en que los líderes de las bancadas en el Congreso mexicano decidieran priorizar las leyes secundarias a la reforma político-electoral por encima de las de telecomunicaciones, por lo que la definición a este respecto aún tardará, indica CNN Expansión.